Las casas de subastas españolas cierran bien el curso

Las casas de subastas españolas cierran bien el curso

El mes de julio, como buena víspera de festivo, suele ser perezoso. El calor, sobre todo en la capital, aprieta y ahoga, así que suele ser un mes en el que da la sensación de que todo va lento. Sin embargo, las casas de subastas de España han sabido aprovechar bien este último empujón del curso de 2016-2017 y sus ventas de este mes (las de aquellas que han dado el tirón, claro, pues muchas cerraron la temporada en junio) han sido reseñables.

En cuanto a la sala Durán (con sede en C/ Goya, 19, en Madrid) presentó una subasta que si bien a luces de asistencia fue tranquila, destacó en algunos de sus lotes con competiciones acérrimas entre los pujadores, bien en sala, bien en teléfono u online. Recordemos que, como se comentó en el artículo de previos, ciertos lotes de esta licitación pertenecían a subastas previas de la casa que habían quedado desiertos, y como señalaron algunos medios, también mostraban una rebaja en sus precios de salida.

En cuanto a la sección de plata, fue una buena venta el lote 565, que estaba conformado por una cubertería de plata española de ley 925, que partía ya de unos buenos 1.400€ y se remató finalmente en 1.900€. Respecto a la relojería, en la sección de arte decorativo, vemos la venta de un reloj de sobremesa de biscuit de Sèvres de estilo Luis XVI, finales del siglo XIX, que venía moldeado con las tres Gracias en orden a una obra de Falconet. Se vendió por los 3.000€ pedidos, mientras que el reloj, también de sobremesa, Luis Felipe (1840, en bronce y con maquinaria parisina) subió a 2.000€.

La sección dedicada al mobiliario fue también llamativa para los compradores, especialmente una consola de palosanto de aproximadamente 1900 con trasera de espejo, patas frontales doradas y talladas, que se presentaba en un precio de salida de 250€ y ascendió vertiginosamente hasta los 2.250€. Por el precio de salida se vendió el lote 670, un bargueño inspirado en mobiliario hispanoflamenco del siglo XVII, con placas de hueso grabadas y símil de carey, en los 1.300€ pedidos.

En cuanto a la escultura, encontramos que Durán levantó intereses con Lady Salinas de Lanzarote II, una escultura de Martín Chirino en bronce, firmada y numerada 4/5, de 2004. Salió ya en la sala por 22.500€ y por 18.000€ en diferentes ocasiones, quedando en ambas sin postor. En la subasta de este mes salía por 16.000€, 2.000€ menos que la última vez, pero sin embargo las pujas subieron hasta los 30.000€, precio en el que se adjudicó: prácticamente el doble del precio de salida.

También salieron bien parados los lienzos de Pedro Flores, Murciano por 4.000€ desde los 1.800€ de salida y Pareja valenciana, que desde 1.500€ ascendió a los 3.500€. Se presentían como buenas ventas, siendo uno de ellos la imagen del catálogo, pero siempre se albergan ciertas dudas. También se vendió, de obras previas, la Magdalena penitente de un seguidor de Guido Reni, de la que ya se habló en este blog, que si bien no se vendió en su primera opción por 7.000€, sí resultó ser interesante por 4.000€ este mes de julio.

En cuanto a este tipo de lotes, que ya habían aparecido previamente en la sala, algunos continuaron sin postor, como fue la escultura taurina de Mariano Benlliure Primer par de banderillas (últimamente parece que la temática de toros solamente vende bien si viene firmada por Pablo Picasso). También ocurrió con El escultor meticuloso de Eugenio Granell, un óleo sobre lienzo por el cual se pidieron 16.000€ (en su día, 25.000€), y Los establos de Salomón, también de Granell, el cual salía por 25.000€ cuando en su día se pedían 40.000€.

En cuanto a Segre, podemos ver que el arte oriental predominaba en la edición de julio, como ocurrió con los lotes de la Compañía de la India, subiendo de 1.400€ a 2.600€ las fuentes del lote 787. Parecida fue, también, la subida de las emperatrices en marfil tallado, del primer tercio del siglo XX, que subieron a 2.400€ desde los 1.300€ de salida. Similares eran las esculturas chinas de marfil tallado del lote 810, que fueron adjudicadas por 4.600€, mil euros por encima de la salida. Para continuar con estos lotes de arte oriental, comentar que las figuras de terracota como la Dama de la Corte de la Dinastía Tang se vendió por los 4.500€ pedidos, seguida de unos lotes de cuencos de cerámica Jizhou de la Dinastía Son del Sur (1127 – 1279), por entre 1.000€ y 1.600€ todos ellos. Saliendo de la temática oriental podemos ver las ventas de jarrones de Sèvres, como el lote 858, especialmente monumental con sus 147 cm de altura. Se vendió muy bien por los 18.000€ que se pedían.

En cuanto a la sección de arqueología, podemos observar como salía bien parada una crátera de cerámica griega de figuras rojas, aproximadamente siglo IV a.C., por los 9.000€ de la salida, y el lote siguiente, un Oikoneo de cerámica griega de figuras rojas, también del siglo IV a.C., con decoración de figuras femeninas y olas en 4.500€, también conformando el precio de salida.

Para terminar con Segre, destacar que su sección de lotes de platería también protagonizó un buen espectáculo, con subidas muy interesantes como la de la sopera con bandeja de presentación de plata española punzonada, de primera ley, repujada y cincelada. Subió hasta los 5.500€ desde los 2.500€ de salida. De cerca le siguió una bandeja blasonada Guillermo IV de plata inglesa, que subió a los 3.100€ desde los 2.800€, o una cubertería de plata española punzonada de primera ley, que se vendió en la salida, por 3.000€.

Nos marchamos a las subastas catalanas, donde La Suite presentó licitación. Ya conocemos la especialidad de la casa, la alta época medieval, aunque en este caso también podíamos encontrar ciertos toques de art noveau entre las piezas medievales. Probablemente la pieza más interesante fuera esta Catalina de Alejandría en madera policromada y tallada, del siglo XV y de la escuela flamenca, que salía en unos buenos 9.000€ y se zanjó en 12.000€. En cuanto a escultura, podemos ver también un buen desenlace con la Virgen en majestad Sede Sapientiae, del siglo XIII, en madera tallada y policromada en los 12.000€ de la salida.

Destacaba ya en los previos una arqueta de marfil del taller de los Embriachi de Venecia, de hacia 1400, que subió hasta los 9.000€ tras salir en 6.000€. Perteneció a un taller florentino y veneciano, que estuvo activo desde el siglo XIV hasta el siglo XVI.

Abandonando ya la alta época, comentábamos que teníamos lotes de art nouveau, como el lote número 2, un jarrón Frères Daum francés de en torno a 1896, que ascendió a los 1.300€ desde 800€ iniciales.

En cuanto a los lienzos de Fischetti, que habían levantado interés entre los coleccionistas, no decepcionaron. Representaban Las cuatro estaciones, y eran óleos sobre lienzo de 58 x 127 cm, por los cuales se pedían 4.000€ en la salida. Representando a las estaciones encontrábamos a Ercole e Onfale, Giove, Giunone e Io, Baco e Ariadna y Atalanta e Ippomene, certificadas por Nicola Spinosa. Terminaron siendo adjudicadas en 27.500€, un precio mucho más adecuado a su calidad.

El lienzo de Laureano Barrau, La Cisterna, de 1929, un lienzo de gran formato, se vendió por los 25.000€ de salida al ayuntamiento de Santa Eulària des Riu de Ibiza. También se vendió el Bodegón de Esphyr Slobodkina, por 5.500€ desde los 3.000€ de salida.

 

marian_fotoMariana de Ceballos-Escalera.

Especialista en pintura moderna, tasadora y perito. Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies