Mercado del arte: Burbujas, puertas giratorias, y predicciones

Mercado del arte: Burbujas, puertas giratorias, y predicciones

PuertasGiratorias

«Al igual que en la política, el arte también sufre de puertas giratorias», así comienza el artículo, de Miguel Ángel Vega para El Cultural de El País, publicado esta misma semana. Paralelamente, en otro artículo reciente publicado en The Guardian, se dice: «El mercado del arte entra en una fase loca con riesgo de explosión de la burbuja….».

Inquietan los paralelismos entre la situación económico-política que arrastramos desde 2008 (o antes) y nuestro mercado del arte. ¿Tanto hay que temer en 2016? ¿Es igualmente peligrosa una burbuja a punto de estallar en relación a «los tránsfugas del arte»(así denomina Vega a los empleados públicos que saltan a empresas privadas), que comienzan a ocupar puestos de relevancia en todo el mundo? Daremos nuestra opinión al final del artículo, pero ahora, desgranemos algunas datos interesantes de ambos reportajes.

La burbuja del arte: las predicciones de un parón en el crecimiento, ya han sido apuntadas por expertos como Georgina Adams y hemos publicado algunas de las predicciones para 2016, la diferencia es que ahora se publica un estudio, que ha analizado miles de récords de subastas, por parte de economistas de la Universidad de Luxemburgo, que concluye así: «El mercado internacional del arte está bajo la presión de sufrir una `severa corrección´, especialmente en el segmento de vanguardia y contemporáneo». Según este mismo estudio, los condicionantes económicos son muy similares a los de la burbuja de 1990. En esta línea, Anders Petterson de la consultora Art Tactic, considera que «una parte del mercado está ya en el territorio de la burbuja, y que la pregunta crucial (y desconocida) es saber cuándo se producirá el descalabro.
Pero no todos coinciden, Walter Robinson, dice que «el mercado del arte es irracional, y no puede interpretarse en términos racionales». Lo que todos comparten, es que el segmento que más sufrirá en los próximos años, es el contemporáneo, donde se han batido récords inflados de manera increíble y donde cabe la sospecha de «blanqueos de dinero a un alto nivel» y especulaciones, alejadas de lo que el Arte debería ser.

Las puertas giratorias, y sus consecuencias

Quizá esta instrumentalización del arte, donde se pagan cifras por encima de lo que el mercado aconseja o define en base a la calidad de la obra, es uno de los motivos que alertan al artista Juan Uslé, preguntado por El Cultural sobre los tránsfugas del arte, él ve con recelos que sean las casas de subastas y las galerías las que en último término marquen «el escalafón cultural» de un país. Ocurre que con el cambio de cromos entre museos y galerías, estas últimas están organizando exposiciones, muchas veces con obras cedidas por museos, y que finalmente son 5 ó 6 las galerías (con sus artistas de cabecera) las que monopolizan el discurso del arte, y de ahí a las subastas….

AliciaKeys

Bartomeu Marís, comisario y ex-director del MACBA, afirma que » en los últimos 10 años, el mercado ha ocupado la centralidad del sistema del arte. Las casas de subastas y las ferias se han convertido en los prescriptores de valor y desempeñan un papel que antes pertenecía a la crítica o a los Museos».

Nuestra visión en The Art Market:

1) Sobre la burbuja: no seremos nosotros los que desoigamos a los expertos, parece confirmado que el segmento del arte contemporáneo está en parón, de hecho, se apuntan nombres y apellidos de artistas del denominado «zombie formalism»:Jacob Kassay, Lucien Smith and Parker Ito, «have already deflated dramatically». O sea, mejor no comprar estos artistas, o no en los precios actuales. Parece que 2016 no tendrá los récords históricos del 2014 (parece), pero dicho esto, nos apuntamos a la línea que dice que el mercado del arte se «racionalizará», es decir los precios estimados se parecerán más a los precios de remate, y se producirán más ventas en números totales (recordemos la pregunta de un artículo anterior ¿estamos en una recesión se se producen más ventas porque estas son de menores precios?). En este sentido, será clave que las casas de subastas y las galerías de arte aprendan a comercializarse con estrategias 360: online y offline; y que sepan vender experiencias de compra.

2) Sobre las puertas giratorias: en este sentido tenemos que ser menos pesimistas, inclusive mostrar optimismo en las tendencias de atraer el arte de los museos a las galerías, en que se produzca un libre flujo de profesionales que saltan de lo público a lo privado y viceversa: los funcionarios muchas veces adolecen del espíritu comercial necesario para convertir el arte en un bien de consumo popular, y los empresarios olvidan muchas veces, la necesidad de expertizar, explicar, y transmitir la cultura para que el interés del cliente resida en algo más que «mostrar» su estatus económico o social. En tanto, se cumpla la ética fundamental en el cambio de un sector a otro, no vemos ningún problema en esta tendencia. Como explicamos en nuestro Manifiesto creemos en una (cierta) democratización del arte y en la difuminación de barreras que Internet y la sociedad actual imponen en muchos sectores.Expresada en el palabro de moda: «disrupción».

Fuentes:

Artículo del cultural: «Las puertas giratorias del arte»

Artículo en The Guardian: Art market in ‘mania phase’ and risks bursting of the bubble, report says

 

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X