Claudio Bravo: hiperrealismo chileno

Claudio Bravo Camus nació en Valparaíso en 1936, aunque pronto, en 1945, se trasladó a Santiago junto a sus padres. Allí fue donde comenzaron sus inquietudes artísticas, empezando a realizar dibujos a sus once años, y donde comenzó a estudiar en el taller de Miguel Venegas Cifuentes, un destacado artista de Santiago. Aún así, no fue hasta los diecisiete años cuando realizó su primera exposición individual, en el Salón Trece. De cualquier manera, su afinidad artística no se limitaba a la pintura: llegó a ser bailarín profesional de ballet junto a la Compañía de Ballet de Chile, y también escribió poesía, así como ensayos. Su familia procedía de un negocio de agricultura, de la zona de Melipilla. Su padre era un terrateniente poderoso, que le proveyó de una excelente educación en el Colegio San Ignacio hasta 1954.

 

 

Se habla de una anécdota sucedida a los nueve años del pintor, cuando conoció varias obras de arte pertenecientes a una tía suya en una visita a Viña del Mar. Allí pudo ver una colección compuesta principalmente por obra contemporánea, así como de vaciados de yeso. Encontró, en una de las habitaciones, un desnudo de Hermes y Venus, de donde le sacó su madre porque «esos desnudos» no eran para niños. ¿Fue esto trascendental para su futura pintura? No podemos asegurarlo, pero está claro que aúna dos conceptos que fueron claves: el clasicismo y el erotismo.

En 1959 se marchó a Concepción, donde estableció amistad con Luis Oyarzún, uno de los personajes que más le influirían a lo largo de su vida. Tuvo éxito principalmente por su faceta retratista, labrándose un nombre como artista, logrando obtener ingresos suficientes como para comprar un avión con el que se dedicó a recorrer Chile, y más tarde España y parte de Europa. Se estableció en Barcelona, primero, y más tarde en Madrid. Se habituó al estudio de las obras del Museo del Prado, aprendiendo de copiar las obras más destacadas del Renacimiento italiano y el barroco español, como son Velázquez y Zurbarán. Entretanto, fue el retratista de la alta nobleza española, y de gran parte de la aristocracia europea. En esta década experimenta también con las naturalezas muertas, en el estilo hiperrealista que marcaba sus retratos.

 

 

En 1963 expone por primera vez en Madrid, donde permanece toda esta década salvo unos breves meses en 1968, cuando marcha a Filipinas a retratar a personajes importantes del país. En 1972 se muda a Tánger, donde participa en la Documenta 5 de Kassel, pero en los ochenta se traslada de nuevo, esta vez a Manhattan. Allí expone en la Galería Marlborough, que comienza a representarle con exclusividad, y poco después vuelve a una vida itinerante entre Tánger y Chile. Fallece en Taroudant, Marruecos, en 2011.

Comprar obras de Claudio Bravo en subastas de arte

Obras del artista salen al mercado con frecuencia,  clicad aquí para obras actualmente disponibles  en Invaluable

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X