Mejores remates del cierre del año: ¿alguna adquisición para el top 10?

En este último mes de las subastas de 2018 hemos podido encontrar licitaciones muy interesantes, con resultados que si bien se veían venir han dado un último empujón (y una gran alegría) al mercado español. Comencemos por el principio, y repasemos atentamente este mes soberano.

La primera casa de subastas bajo nuestra lupa es Abalarte, cuya licitación venía marcada definitivamente y sin discusión alguna por un dibujo realizado en sanguina y clarión sobre papel azulado, titulado Estudio del busto del pintor Jacopo Palme ‘Il Giovane’ (24,5 x 17,2 cm). Es un dibujo perteneciente a la mano de Giovanni Battista Tiépolo (Venecia, 1696 – Madrid, 1779), extraño de ver en subasta y más en una española, y aún más por semejante precio de salida: 40.000€. Si bien se presentaba como una atribución, apenas hubo dudas sobre la efectiva confirmación de la misma y fue adjudicado en subasta por 100.000€, un precio respetable para semejante pieza.

Abalarte

TIÉPOLO, GIOVANNI BATTISTA. Estudio del busto del pintor Jacopo Palme ‘Il Giovane’. Dibujo en sanguina y clarión sobre papel azulado. 24,5 x 17,2 cm. Precio de venta: 100.000€ (Abalarte)

También destacó la venta de un Fernando Zóbel, Verano: por Fuentidueña (80 x 80 cm), un óleo sobre lienzo fechado en 1972 que salía a subasta por 60.000€ (recordemos que hemos visto litografías del mismo por 15.000€), y se vendió por 110.000€. También se adjudicó, por el precio de salida de 20.000€, la Magdalena Penitente (111 x 89 cm) de Mateo Cerezo; así como Las virtudes cardinales (54,5 x 28 cm) de Mariano Salvador Maella, un precioso boceto preparatorio del fresco del techo de la habitación del infante don Gabriel y su esposa María Ana Victoria del Palacio Real madrileño, que se adjudicó por 20.000€.

 

 

Respecto a Lamas Bolaño, vemos una espectacular venta de Josefa de Óbidos (Josefa de Ayala Figueira, 1630 – 1684), una conocida pintora sevillana del siglo XVII. Niño Jesús Peregrino (82 x 65 cm) es un óleo sobre lienzo que recibió una gran publicidad por parte del pueblo portugués, especialmente del propio municipio de Óbidos, lo que generó que ascendiera desde los 15.000€ que se pedían por la obra en la salida hasta unos magníficos 110.000€.

 

ÓBIDOS, JOSEFA DE. Niño Jesús Peregrino. Óleo sobre lienzo. 82 x 65 cm. Precio de venta: 110.000€ (Lamas Bolaño)

 

La siguiente es Segre, cuya subasta ha tenido una especial importancia en lo respectivo al arte contemporáneo. Encontrábamos mucha atención vertida en la instalación de Juan Muñoz que ofrecía la casa, una obra Sin título (62,9 x 124,5 x 35,6 cm) fechada en 1987 que salía por 70.000€ y que anunciaba su inclusión en el catálogo razonado del artista. Está realizada en acrílico con grafito sobre papel maché y cajones encontrados, con acero y carboncillo sobre papel con marco elegido por el propio Muñoz. Pertenece a la serie Ventriloquist, de cuyas obras se conocían cinco, dos en el patrimonio del artista, otro en el CAM2, otro en la Fundación La Caixa y la última en manos privadas en Bélgica. Finalmente, esta pieza se adjudicó en 130.000€.

 

Segre

MUÑOZ, JUAN. Sin título. Instalación en acrílico con grafito sobre papel maché y cajones encontrados, con acero y carboncillo sobre papel con marco elegido por el propio Muñoz. 62,9 x 124,5 x 35,6 cm. Precio de venta: 130.000€ (Segre)

 

No podemos ignorar la venta de Sonia Delaunay, Proyecto para un pañuelo (15 x 12,5 cm), que incluía certificado y procedía de la colección Robert Perrier. Salía por 6.000€, y se vendió por 30.000€. Similar fue la venta de Herbert Brandl, una obra Sin título (218 x 170 cm) que se adjudicó en 31.000€. En cuanto a Eduardo Úrculo, se adjudicó su obra Maletín de Paul Klee (60 x 45 x 40 cm), que se adjudicó por 26.000€, mientras que En esa magia estaba (200 x 180 cm) se vendió por 22.000€.

 

 

Saltamos ahora a Ansorena, que presentaba como obra clave un Francisco Pradilla titulado El suspiro del moro (195 x 300 cm). Se encontraba firmado y fechado en Granada en 1879 y en Roma en 1892, y representa el llanto de Boabdil tras la pérdida de Granada, lo que indica una posible trilogía junto a La rendición de GranadaJuana La Loca. Salía a subasta por 220.000€, aunque se vendió por 240.000€.

 

Ansorena

PRADILLA, FRANCISCO. El suspiro del moro. Óleo sobre lienzo. 195 x 300 cm. Precio de venta: 240.000€ (Ansorena)

 

Continuó con Escena galante (75 x 104 cm), un óleo sobre lienzo que subió estrepitosamente desde su salida por 2.000€. Venía datado como «Escuela simbolista del siglo XIX – XX» en catálogo, y procedente del Palacio de Avamans. Tras su venta por 110.000€, se cree que pueda tratarse de un boceto de un pintor prerrafaelita. También encontró comprador uno de los grabados de Miró, donado por su nieto en favor de los afectados por las inundaciones que asolaron Mallorca el pasado mes de octubre. Fue Le Brahmane (138 x 96,5 cm), un aguafuerte del año 1978, el que encontró comprador por 17.500€, dentro de los más importantes que fueron subastados.

 

 

En cuanto a lo ofrecido por Retiro, vemos como lograban el éxito con la venta de La Niña (61 x 38,5 cm), de María Blanchard. Se pedía por la obra 120.000€, que fueron dados por un coleccionista. El estupor fue grande tanto en la sala como fuera de ella, pues todos aquellos que conocíamos la subasta de esta pieza considerábamos que el precio era excesivo, y no solo dentro de nuestras fronteras. También se vendió Los novios (48,5 x 67 cm), de Antonio López, un carboncillo sobre papel por el que se pidieron 85.500€… y se adjudicó por ese precio. Ambos buenos remates, ambos curiosos y sorprendentes, una guinda bonita y especial para el final del año.

 

 

Cerramos con Manuel Hernández Mompó y su obra sin titular, de 81 x 100 cm. Un acrílico sobre lienzo que venía reproducido en su catálogo razonado, y se adjudicó por el precio de salida de 35.000€; y por otro lado con Benjamín Palencia, Cerro grana (54 x 65 cm), especial por su hechura y por la etiqueta de la Galería Biosca al dorso, y su venta por 20.000€.

 

 

Continuamos en la capital, pero tratamos ahora con los destacados de Alcalá Subastas. En esta ocasión vemos como, a lo largo de tres días, hubo varias estupendas ventas como la de un exclusivo Rolex Daytona Paul Newman que finalmente fue rematado en 120.000€, nada extraño teniendo en cuenta que es un modelo muy raro de ver en subastas dentro de nuestras fronteras. Si bien esta fue la joya de la corona de Alcalá, no podemos desoír que en materia pictórica llegó a buen puerto la venta del Retrato de Don Vicente María Palafox (189 x 180 cm), de Agustín Esteve, por 50.000€, así como la gran venta de la tabla de La Virgen de la Leche (39,5 x 30,5 cm), que se comenta del círculo de Bellini, por 47.500€.

 

 

La subasta navideña de Goya presentaba un lote sumamente llamativo entre sus dos días de catálogo. Se trataba de un retablo completo, de finales del siglo XV, un tríptico al óleo y dorado sobre tabla con escena central de San Martín de Tours y varias escenas adyacentes, como el Noli me Tangere. Salía a subasta por 90.000€, y revestía una especial dificultad a la hora de asegurar su venta, teniendo en cuenta que había numerosos comentarios con respecto a las fotografías mostradas en las que se hablaba de un retablo montado en aras del siglo XX. Finalmente encontró comprador, por el precio de salida. En cuanto a lo decorativo y el mobiliario, vemos el estupendo remate de una cómoda francesa Boulle, en marquetería de latón y carey, de época Luis XIV. Salía por 20.000€, pero se terminó vendiendo en 42.500€. Le siguió de cerca un reloj francés de sobremesa del siglo XIX, con Faeton y el carro del Sol, que salía por 18.000€ y se adjudicó finalmente en 40.000€.

 

 

En este mes de diciembre, Durán Arte y Subastas ha sacado a la venta la colección del Legado Cernuda, fundamentalmente basada en libros de la colección del autor pero que también atesoraba otros objetos, así como obras de arte. Ya podíamos ver venir que la atención del Estado estaría centrada en esta subasta, y así fue. Adquirió 21 lotes del mismo, la gran mayoría ejerciendo su derecho de tanteo y retracto por el precio de venta. En esta sección de la subasta sobresalía el Retrato de Luis Cernuda (65 x 55 cm), de Ramón Gaya. Salía a subasta por 10.000€, y fue adquirido por el Estado, así como un pequeño dibujo a tinta de Gaya que se figura como un boceto del óleo (23 x 18,5 cm), que se adjudicó en 3.000€. En cuanto a los libros, las ventas más destacadas fueron la de Canciones de Federico García Lorca, dedicado a Cernuda, que se adjudicó en 6.500€, y La realidad y el deseo del propio Cernuda, dedicado a si mismo, que se vendió por 4.750€.

 

 

Pero además de legado Cernuda vemos otros grandes remates, como es el caso de un fantástico Patek Philippe de caballero en oro blanco con diamantes, de movimiento manual, que subió hasta los 100.000€ del precio de remate. O, en otros lares, el relicario de Santa Apolonia del siglo XVII, que se adjudicó por 4.250€.

 

 

Pero sin duda alguna, el puesto cúlmine de este mes ha sido para Fernando Durán, que en una sola tarde vendió más de 800.000€. Gran parte de este botín fue gracias a Manolo Millares y su Humboldt en el Orinoco (65 x 81 cm). Salía a subasta por 175.000€, pero se remató en 225.000€. Por otro lado, vemos la venta de Fernando Zóbel, Invierno en horizontales (130 x 130 cm). Fue incluido en el catálogo razonado del artista, y así acabó vendiéndose por 130.000€ desde los 70.000€ de salida. Y casi por último, vemos a Julian Opie con su Tina Walking (128 x 75 x 7,3 cm), una pantalla plana con animación digital que provenía de la Lisson Gallery, vendiéndose por 60.000€.

Todas ellas grandes piezas, de grandes nombres, con precios de remate adecuados a su calidad. Como dato curioso, reseñar que la obra The traveler (205 x 60 x 120 cm), de Elmgreen & Dragset, se vendía por la salida de 80.000€ al día siguiente porque el comprador se había distraído durante la subasta. En el mercado nacional, sin embargo, vemos también grandes ventas, como Impression of Asia (260 x 199,5 cm), de Lita Cabellut. Es una técnica mixta sobre lienzo, que se vendió por 85.000€.

Y por marcar el tope, destacaremos los últimos lotes vendidos por encima de los 20.000€. El primero es Escenario para don Juan Tenorio (31 x 39,5 cm), de Salvador Dalí, vendido por 36.000€; el segundo un José María Sicilia titulado La luz que se apaga (185 x 157 cm), realizado en óleo y cera sobre marco de madera, adjudicado en 25.000€; y el tercero y último el Desplazamiento (48 x 65,5 cm) de Juan Genovés, por 22.500€.

Por último, en cuanto a pintura antigua, vemos como destaca San Francisco recibiendo los estigmas (129 x 68,5 cm), de Escuela flamenca del siglo XVI, que subió a 85.000€. Le acompañó, en otro registro, la obra La joven de la naranja (60 x 50 cm) de Julio Romero de Torres, que se zanjó por 55.000€.

 

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X