Nuevo récord para Monet: 97 millones de dólares en Sotheby’s

Amanecíamos ayer con los 399 millones de dólares de la venta nocturna de Christie’s, y hoy le tocaba el turno a Sotheby’s. También dentro del abanico del arte moderno e impresionista, la casa londinense generó 300 millones de dólares, 350 millones si incluimos los impuestos, vendiendo un 91% de los lotes frente al 86% de Christie’s. Y es que presentaban una obra que atrajo las miradas en los previos: Meules, de Monet, una obra de 1890 perteneciente a su serie de pajares. Hacía 33 años que no salía a pujas, y lo hizo anoche para batir un récord: 97 millones de dólares a una pujadora que se encontraba en la parte posterior de la sala. Cabe comentar que el lienzo estaba cubierto por una garantía de 55 millones de dólares.

 

Meules (1890), de Monet: 97 millones de dólares

 

Había 11 obras aseguradas en la venta de la noche pasada, pero todos por menos de diez millones excepto Meules, como ya hizo el pasado año con Nu couché (sur le côté gauche), de Modigliani, por 150 millones de dólares. La mujer que ha adquirido el Monet, compró también un segundo Monet titulado La Prairie Fleurie por 4,1 millones de dólares, así como un Caillebotte por 12 millones de dólares (su estimación se encontraba en 8 millones tan solo). No fue el único que salió de lo esperado: vemos también Femme au chien de Picasso, del 1962, vendido a Wynn Fine Art, por 55 millones: su estimación estaba en 30 millones.

 

 

El récord no se batió solo para Monet. Joaquín Torres García vendió su Construcción en blanco por 3,4 millones de dólares. Pero pese a estos récord y pese a aquellas obras que sí superaron su estimación por encima, muchas otras se adjudicaron por debajo del precio estimado. En conclusión, los lotes de Sotheby’s eran, a grosso modo, de menor calidad que los de Christie’s. De hecho, se generó una situación curiosamente incómoda al subastar La Jeunesse de Bacchus de Bouguereau. Se presentaba con una estimación que oscilaba entre los 25 y los 35 millones de dólares, y se consideraba que estaría a la zaga del Monet. No ocurrió. Harry Dalmeny, el subastador de anoche, se las vio y se las deseó para que el público y los teléfonos pujasen por encima de los 18 millones… y quizá, en exceso. Al final, acorde a los testimonios de aquellos que estuvieron en la sala, fue curiosamente tenso e incómodo.

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X