Claude Monet, el maestro impresionista

Monet nació en 1840 en París, siendo el segundo hijo de Claude Adolphe Monet y Louise Justine Aubrée. Poseían un comercio de especias que provenían de las colonias francesas de ultramar, pero en 1845 se mudaron a El Havre debido a la mala situación del negocio familiar en París. Allí se unieron a otro negocio familiar, también basado en el comercio con especias, pero con mejores resultados. Allí comenzó nuestro Monet su formación académica, en la escuela secundaria entre 1851 y 1857, aprendiendo dibujo de Jacques-François Ochard. No tardó en ser conocido por su don para la caricatura, que aprovechaba para ganar algo de dinero con tan solo quince años.

Estas pequeñas obras eran expuestas en la marquería (tienda de marcos) de la ciudad, junto a piezas de temática marina de Eugène Boudin, que no era del gusto del joven Monet. Fue él, pese a la reticencia de Monet, quien le aconsejó que pintase al aire libre y bajo el influjo de la luz natural. Fue su tía quien se ocupó de él tras la muerte de su madre en 1857, conociendo así a Armand Gautier, amigo de ella, y comenzando a esbozar sus primeros paisajes. En esta época viaja a París a conocer la exposición de Salón, conociendo a Constant Troyon de la mano de Gautier. Para pagar su estancia allí, trabajó con Charles Monginot, por recomendación de Boudin, apoyado por sus ahorros de los años anteriores y un apoyo económico de su padre. En 1860 mostró su desconformidad con la matrícula de la École des Beaux-Arts, y su padre optó por retirar parte de su apoyo: así, Monet se matriculó en la Academia Suiza. Aprendió de los artistas de Barbizon, que ya por entonces rechazaban la rigidez impuesta y optaban por el realismo pictórico.

En 1861 fue destinado en servicio militar obligatorio a Argelia, en caballería. Pudo haberlo evitado con el pago de 2.500 francos, pero él no poseía la cantidad y su padre solo haría el pago si abandonaba la pintura, algo a lo que se negó. No hizo siete años, si no uno: enfermo de fiebre tifoidea, regresó en 1862 a la casa familiar. Allí tuvo oportunidad de conocer a Johan Bartold Jongkind, aprendiendo junto a él en estudios de paisaje al aire libre. Después, pagó 3.000 francos y evitó el resto del servicio. Aprendió desde entonces con Auguste Toulmouche, un pintor de género casado con una prima de la familia. Acudió, después, al atelier de Charles Glevre, donde aprendió junto a Renoir, Sisley y Bazille, llevándose especialmente bien con este último, con quien realizó más de un viaje de formación.

 

 

Fue en 1864 cuando una obra de Monet fue expuesta en Ruan, un bodegón de flores. Recibió asimismo un encargo de Louis – Joseph – François Gaudibert para pintar una pareja de retratos, lo cual supuso un importante apoyo económico. En 1865 Monet participó por primera vez en el Salón, con dos marinas que gustaron a la crítica del momento y le permitieron llevar El desayuno al Salón de 1866, aunque finalmente no fuera viable. Comenzó una relación amorosa con Camille, la modelo de la obra, que no era del agrado de sus padres. Así pues, parte del embarazo de ella lo pasó en Sainte-Adresse con su familia, dejando que Bazille cuidara a la joven. Se le rechazó Mujeres en el jardín en 1867 en el Salón, por lo que fue comprada por Bazille para ayudar económicamente a Monet. Hasta 1870 su situación continuó siendo difícil, dado que el Salón continuaba rechazando sus obras, comenzó a alejarse del mismo.

Monet se muda a Londres con el inicio de la Guerra Franco-Prusiana de 1870, buscando evitar el reclutamiento. Bazille y Manet, en cambio, no tienen tanta suerte, y el primero muere en el frente de batalla. Es en Londres donde conoce a Durand-Ruel, y las obras de Turner: ambos marcarán el futuro de su pintura. Su situación económica mejora con la muerte de su padre y la dote de su boda con Camille, pudiendo alquilar una casa en Argenteuil a su vuelta a París. Aquí conoce a Caillebotte, con quien comienza a hacer exposiciones conjuntas mediante la Sociéte Anonyme Coopérative d’Artistes – Peintres, Sculpteurs, Graveurs,… que fue el germen del impresionismo.

 

 

En el atelier de Nadar se realiza la primera exposición del grupo en 1874. Es donde se expone Impresión, sol naciente, pintado en 1872 en El Havre. Leroy, un prestigioso crítico de arte de «Le Charivari» denominó esta exposición como «la de los impresionistas» en un tono de chascarrillo que no gustó al grupo en un principio, pero que después los definió. La sociedad se disolvió al final de 1874, y en 1876 se realizó una segunda exposición de estas características comisariada por Durand-Ruel, con 18 pinturas de Monet. Camille fallece en 1879, debido a un aborto, y Monet se empareja con Alice Hoschedé.

En 1882 se da otra exposición impresionista, siendo la última en la que veremos a Monet. Comienza a reintegrarse en el Salón, lo que provoca que los impresionistas le rechacen, y en 1883 Durand-Ruel organiza una exposición individual de Monet, que revaloriza sus obras y anima el mercado de obras impresionistas, lo que le permite alquilar una casa en Giverny donde se muda con sus hijos, Alice y los hijos de ella.

En 1885 rompe su exclusividad con Durand-Ruel al tratar con Georges Petit, estableciendo un acuerdo comercial. Le otorga la exclusividad a él, pero se genera una propia red de coleccionistas a quienes vender de manera directa. Pese a esto, Durand-Ruel acercó a Monet al mercado americano. Poco después, en 1890, su situación económica es lo suficientemente buena como para comprar la casa de Giverny, y en 1892 se casa con Alice.

 

 

Fue en 1897 cuando se expusieron veinte cuadros suyos en la Bienal de Venecia, y se dedica en gran medida a su jardín y a pintar, viviendo cómodamente. Hasta 1908 se dedica a viajar y, desgraciadamente, va perdiendo a varios de sus amigos. Es en estas fechas cuando comienza a desarrollar cataratas, pero eso no le impide viajar a Venecia con Alice a conocer la obra de Tiziano y Veronés, así como a Madrid. Alice fallece en 1911, y Monet se recluye cada vez más. Sigue exponiendo y vendiendo, pero rehuye especialmente al Estado Francés hasta 1918, que al finalizar la Primera Guerra Mundial dona ocho de sus obras de nenúfares. Se operó de la vista en 1923, recuperando la visión y volviendo a pintar, aunque ralentizado por la depresión. Murió en 1926 en Giverny, no sin antes haber destruido lienzos, bocetos y papeles: no quería que se enriquecieran de obras sin terminar, como terminó pasando de igual forma.

 

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X