¿La subasta del siglo? Christie’s y Rockefeller se alzan con el éxito

Ya hemos tenido el placer de vivir la primera sesión de la llamada subasta del siglo. La colección Rockefeller sale a subasta, como hemos podido ver en artículos previos en este mismo blog, y anoche se realizó la primera sesión: The Collection of Peggy and David Rockefeller 19th & 20th Century Art, Evening Sale. ¿El resultado? 646 millones de dólares, lo que implica un 38% del valor de lo subastado por encima de la estimación original (entre 409 y 456 millones de dólares, inicialmente). Se dice pronto.

Se vendía obra de artistas tan destacados como Alfred Sisley, André Derain, Camille Pissarro, Claude Monet, Édouard Manet, Eugéne Delacroix, Georges Seurat, Henri Matisse, Honoré Daumier, Joan Miró, Juan Gris, Pablo Picasso, Paul Gauguin, Pierre Bonnard, Pierre-Auguste Renoir, Vincent van Gogh y Wassily Kandinsky, entre otros grandes nombres de Grandes Maestros globales.

Lo destacadísimo fue, sin duda alguna, la venta del lienzo de Pablo Picasso (1881 – 1973), Fillette à la corbeille fleurie, que ocupaba el lote 15 de la subasta. Su estimación se encontraba en torno a los 70 millones de dólares, pero se zanjó por 115 millones de dólares cuando bajó el martillo. Sin duda una gran venta, acorde a la calidad de la subasta y de la obra.

PICASSO, PABLO (1881 – 1973). Fillette à la corbeille fleurie. Precio de venta: 115 millones de dólares.

La subasta del siglo no será histórica solo por el importe de las ventas, si no por el qué se vende y cómo se vende. Los 44 lotes que conformaban la subasta se han alzado ya como la subasta más cara de la Historia, por encima de los 484 millones de dólares que obtuvo en 2009 la subasta de Yves Saint Laurent y Pierre Bergé, y aún quedan dos sesiones y una subasta online-only, que si continúan este ritmo, superarán el billón de dólares: lo nunca logrado por una única subasta.

Pero anoche hubo artistas que batieron sus propios récords. Odalisque couchée aux magnolias, de Henri Matisse, se vendió por 80,8 millones de dólares, batiendo así el récord en subasta para el artista, como también ocurrió con Claude MonetNymphéas en fleur, que se zanjó en 84,7 millones de dólares. En esta puja, Jussi Pylkkanen, el mejor subastador de la grandiosa casa Christie’s y claramente el conductor de la subasta de anoche, bromeó con mucha tranquilidad sobre los pujadores «parecen jugar un partido de tenis con cinco raquetas», a modo de referencia hacia las paletas. Finalmente, las dos obras acabaron en manos de coleccionistas que estaban al teléfono con Xin Li Cohen, vicepresidenta de Christie’s en Asia, lo que nos indica que el mercado asiático continúa en alza como pudimos ver a lo largo del 2017. Delacroix también vivió una buena noche: su obra Tigre jouant ave una tortue batió también su récord en subasta, con 9,8 millones de dólares.

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X