Santiago Rusiñol en el Museo del Modernismo de Barcelona

Santiago Rusiñol en el Museo del Modernismo de Barcelona

No es desconocido que la gran pasión de Santiago Rusiñol (Barcelona 1861 – Aranjuez 1931) fueron los jardines. Esta muestra, titulada Jardins d’Espanya, está ideada para ser un homenaje a ese perfil tan característico del artista, que tanto protagonismo tuvo a lo largo de su vida y de su obra.

Fue en 1903 cuando Rusiñol confeccionó un álbum compuesto por 40 láminas de sus obras, elegidas todas con mucho mimo y cuidado, y alternadas con poemas de autores como pueden ser Marquina, Machado, Pérez de Ayala, Juan Ramón Jiménez, Maragall, Mestres,… siendo un acto que enamoró al propio artista, complementando estas obras con los jardines, que él sentía como «un mundo de grandeza, espacios de imaginación y de evasión». Para él, la creación de este álbum consagró su vida, condensando las que él consideraba como sus mejores creaciones.

Buscaba reflejar en los jardines la propia identidad del ser humano para con la naturaleza, utilizando el lugar donde ese vínculo se aprecia de manera más cercana. Poco a poco iría representando también paisajes que le darían la opción de mostrar al mundo todo lo que él deseaba.

Esta muestra estará abierta al público desde el 23 de marzo hasta el 9 de julio, comisariada por Mercedes Palau-Ribes, asesorada a su vez por Francesc Fontbona y Josep de C. Laplana. Dentro de la exposición pueden distinguirse cuatro bloques diferentes: el álbum ya comentado, la parte dedicada a la luz, el agua y por último una sección orientada hacia la arquitectura de los jardines. Como bien explican en el museo, el discurso busca aclarar la comparativa artística y paisajística de la Península, que el artista visitó a lo largo de su vida. Nos habla, por tanto, de esa facción de su carácter, viajero como pocos. Nos enseña los lugares que vio, los detalles que quedaron grabados en su retina, y nos desvela el simbolismo de los elementos recurrentes en su obra.

La labor para conformar esta exposición ha sido innegablemente dura: recopilar las obras y trasladarlas para montar el espacio expositivo ha sido un trabajo largo y duro, pero que conlleva unos increíbles resultados. Francamente admirable y recomendable.

 

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X