Los hermanos Giacometti, Alberto y Diego

Los hermanos Giacometti, Alberto y Diego

Los hermanos Giacometti fueron varios, todos naturales de Borgonovo, Val Bregaglia, en Suiza pero cerca de la frontera italiana. Alberto Giacometti (1901-66) fue el mayor, escultor y pintor suizo. El mediano, Diego Giacometti (1902-85), pintor y diseñador. Su otro hermano pequeño fue arquitecto, Bruno. Y es que habían vivido en un ambiente artístico ya que el padre, Giovanni Giacometti, había sido pintor impresionista y su tío Cuno Amiet fue un pintor fauvista.

Hermanos Giacometti,

 

Alberto estudió en Ginebra y París, sitio donde conoce a los surrealistas, incorporándose a sus filas. Fue expulsado por haber inventado con su hermano Diego apliques de pared y joyas para Jean-Michel Frank y Elisa Schiaparelli. Sus esculturas representan un personaje filiforme que mezcla la fragilidad y la determinación. A esto hay que añadir que no posee rasgos que lo personalicen, solo una piel que parece golpeada por el autor. Así la figura representa más aún la universalidad; un hombre que viene de un pasado y camina hacia un futuro.

Alberto Giacometti

 

«El hombre que camina I» (1961)

 

Diego había recibido una educación mercantil, pero decide mudarse a París con su hermano. Llega en el momento en el que, por intermediación de Man Ray, Jean-Michel Frank les encarga pedidos de mobiliario en yeso o bronce  como apliques, lámparas o jarrones. Así empieza el trabajo de ambos hermanos juntos, ya que Diego era experto en la técnica de yesos y andamios para las esculturas de su hermano, además de  posar varias veces como modelo. En 1939 hace su primera escultura. Pero su obra sin su hermano será a partir de la muerte de su hermano, haciendo obras de importancia para decoradores, como Georges Geffroy y Henri Samuel y obras públicas como el Museo Picasso de París donde realizó los muebles, barandas de escaleras, herrajes para puertas y lámparas de techo. En la década de 1960, comenzó a diseñar sillas, mesas, consolas y lámparas en las que animales, como ranas, ratones, ciervos, zorros, perros, gatos y avestruces, se movían y se observaban.

Diego Giacometti

 

Ostrich

 

Alberto murió en 1966 por una insuficiencia cardíaca. casi 20 años más tarde, murió Diego. Su legado ha sufrido numerosas peleas. Tras su muerte, su mujer hizo un primer paso para crear una fundación, hecho que no llegó por su muerte sin hijos. Entonces el legado se dividió entre sus sobrinos y en la fundación, dirigida por Mary Lisa Palmer. Ella destapó 28 obras atribuidas falsamente; enfrentándose a Véronique Wiesinger, que representaba oficialmente en Francia el legado del artista. Su legado también se ha revalorizado en subastas. En Christie´s en Nueva York, la escultra L´homme au doigt de Alberto Giacometti se vendió por US$141,28 millones de dólares superando su propio récord. En cuanto a Diego, este mismo año en Sotheby´s se vendieron el 90% de los lotes que salían a la venta. Les animaux sont rois se vendió por 727.500€ , La tabla de Carcasse a la chauve-souris por 607.500€ duplicando su estimación alta y el par de Tête de Sillones lionne por 559.500€. Pero el más codiciado era Promenade des amis vendido por 403.500 € por una estimación de 100.000-150.000€.

 

 

 

Marina Criado.

Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca y Máster en Estudios Avanzados de Museos y Gestión del Patrimonio Histórico-artístico por la Universidad Complutense de Madrid.

 

 

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X