Entrevista a profesionales del arte: Viet Ha Tran

Entrevista a profesionales del arte: Viet Ha Tran

Nacida en Vietnam y establecida en Madrid desde 2008, posee un talento natural para la fotografía emocionalmente intensa, especialmente tratando el tema de la mujer en sus obras. Su obra ha tenido presencia en publicaciones de la talla de Vogue Italia y Vanity Fair Francia, al igual que en la Galería Saatchi en Londres, y en subastas benéficas como la celebrada en Christie’s Hong Kong. Actualmente está representada por la Galería Sophie Lanöe, en París, My Web’Art en Hong Kong y The Great Banyan Art en Nueva Delhi. Recientemente hemos podido ver cómo aparecía su obra también en Setdart, en España.

Viet Ha Tran

Además de su carrera profesional como artista, sin duda destacable, podemos ver como también es una emprendedora, empresaria y profesional de las finanzas, actualmente trabajando como Directora de Admisiones para los Máster de Finanzas de IE University y lidera un gran equipo de profesionales de varios países. Posee una Licenciatura en Administración de Empresas otorgado por la Ritsumeikan Asia Pacific University (Japón), y un Máster en Marketing Management del propio IE University. Hizo un curso corto en fotografía por parte de EFTI (Centro Internacional de Fotografía y Cine en España) antes de empezar su carrera fotográfica.

Colaborará con nosotros en el evento Arte Online Madrid del día 24 de octubre (ver su participación aquí), y desde hace un tiempo teníamos pendiente hacerle una entrevista. Es una interesantísima figura: luchadora, ganadora y sin duda un ejemplo a seguir para muchísimos artistas actualmente.

Viet Ha Tran

“Like an autumn”

M: Eres una mujer emprendedora. No solo eres artista, si no que actualmente diriges el máster de Finanzas de IE University, ¿no es cierto? ¿Cómo se pueden compaginar estos dos mundos, aparentemente tan diferentes?

V: Siempre he sido emprendedora. Antes de llegar a España trabajé en Tokio, Singapur y Hanoi dentro del mundo del marketing, la investigación de mercados, finanzas, desarrollo de negocios y relaciones gubernamentales. Mientras trabajaba como banquera en 2006, formé parte de uno de los más importantes proyectos de investigación japoneses en Vietnam (300 millones USD), siendo la intérprete oficial de japonés – vietnamita en el Asia Pacific Economic Cooperation Summit (APEC Summit 2006) esto sumado a diversas conferencias entre los gobiernos japoneses y vietnamitas.  Actualmente trabajo como Directora de Admisiones para los Masters en Finanzas del IE Business School, conseguí mi trabajo en el IE después de graduarme en el Master en Marketing Management del IE en 2009.

Como podrás imaginar, el mundo del business resulta muy estresante y he encontrado en el arte mi mejor terapia. El arte ayuda a equilibrar mi alma a la vez que cultiva mi creatividad. Cuando era niña mi inspiración provenía de la filosofía, la literatura clásica, la pintura tanto Persa como Europea de la edad antigua y la poesía mística. También me fascinaba la música y la historia de las culturas. Descubrí la fotografía en 2013 y desde entonces ha sido mi medio para expresar tanto mi visión personal como los sueños más íntimos y salir de la realidad. La fotografía tiene el poder de inmortalizar el momento y congelar las emociones y esto me intriga mucho.

La mayoría de la gente me pregunta, ¿cómo se puede llevar a la mujer de finanzas de día, y a la artista de noche? ¿Cómo te funciona? Creo que el arte y las finanzas pueden complementarse, porque si te interesan ambos, el cerebro funcionará bien tanto en el lado izquierdo como el derecho, por tanto, creatividad y eficiencia mejorarán. Personalmente conozco a muchos banqueros que también son artistas tales como pianistas o pintores. Tener un mundo secreto que no forma parte de tu trabajo diario te hace encontrar el equilibrio mental, enriquece el espíritu y te ayuda a mirar los negocios desde una perspectiva más amplia y profunda.

Viet Ha Tran

“Dreams of Ophelia”

M: Se te denomina “la pintora de las emociones”. Tu predilección por fotografiar principalmente a mujeres parece marcar a gran parte del público, y se dice que más que fotografiar captas la emoción que inunda las habitaciones y el ambiente en cada respiro. ¿Qué opinas sobre ello?

V: Creo que es cierto, he notado que la mayoría de clientes y las personas que siguen mi trabajo son mujeres. Hay varias razones detrás de esa inspiración. La primera es que siento mi alma con una afinidad más cercana a la suya, y precisamente quiero encontrar todo tipo de emociones cuando retrato, quiero inmortalizar esa parte del alma frágil y fracturable que una mujer lleva dentro, a través de su mirada. En segundo lugar, también me intriga la tristeza, la melancolía y las emociones profundas, esto proviene fundamentalmente de mi alma asiática (el budismo me enseñó que el sufrimiento es hermoso), por lo que de alguna manera siento la alegría dentro de la melancolía. Mi filósofo favorito Osho dijo “Vida es un todo, cada vez que llegas a la más profunda tristeza, de repente verás que se transforma en felicidad, es entonces cuando las paradojas se cruzan y encuentran en tu interior, vida y muerte son simultáneamente una misma cosa en lo profundo de ti, felicidad e infelicidad juntas.”

Cuando miro a una mujer, siento la profundidad de su alma, sin embargo cuando miro a un hombre, su mente y su ser no me inspiran de la misma forma. También pienso que como musa, la figura física de una mujer convierte la obra más hermosaQuiero ser pintora de sentimientos que inmortalice las emociones de las mujeres en obras de arte que perduren por siempre. Quiero crear fotografías que retraten los sentimientos más profundos e íntimos: sus sueños, sus fantasías, sus secretos – fotografías que transporten a un mundo de ensueño, pero que al mismo tiempo recuerden que todavía estás en este mundo.

Viet Ha Tran

Viet Ha Tran contemplando algunas de sus obras.

M: Uno de tus temas recurrentes es similar a Ofelia, el personaje de Hamlet, de William Shakespeare, que inspiró un sinfín de obras en el Romanticismo. ¿Es una contemporánea Ofelia a quien encontramos en tus obras? ¿En qué se diferencian de estas obras clásicas?

Uso el personaje de Ofelia en Hamlet como un símbolo para hablar de mis propias experiencias de vida, sobre el amor, la esperanza y el destino. Mi serie “Dreams of Ophelia” o mejor conocido como “Remembrance of the Shattered Dreams” se realizó durante 2013-2016.

Desde lo más profundo de nuestros corazones deseamos cumplir parte de nuestros sueños. A lo largo de los años logramos cumplir algunos, y otros se pierden o caen en el olvido para siempre. Mirando hacia atrás, los sueños que más intensamente recuerdo son los que se rompieron empujándome a las profundidades del dolor, y desafiaron mi ser, pero al mismo tiempo me enseñaron a soportar el extremismo, y me mostraron que por la herida entra la luz y que el dolor puede ser muy placentero si aprendemos a aceptarlo, transformándolo en una fuente infinita de fuerza. Cada experiencia, no importa lo horrible que pueda parecer, tiene alguna bendición, el objetivo final es encontrarlo. Las fotografías de “Sueños de Ophelia” captan un momento efímero, donde las emociones fluyen a través del tiempo, el placer y el dolor. La realidad juega al escondite con la fantasía, las imágenes reflejan estados de ánimo volátiles recuperados de un estado permanente de cambio. Como en la mayoría de mis series, usé vestidos de época, por lo que existe una gran similitud entre mi obra y la pintura original de John E. Millais de Ofelia.

Viet Ha Tran

“Remembrance of the Shattered Dreams”

M: Tus colecciones recuerdan en gran medida al clasicismo, sin abandonar el mundo oriental al que pertenece parte de tu inspiración. ¿Qué puedes contarnos sobre tus ideas, tu inspiración? ¿Te encuentra en la calle, con la cámara de fotos, o te asalta repentinamente?

V: Aunque estoy profundamente inspirada en la filosofía y literatura clásica inglesa y francesa, la pintura y la música clásica europea y mi obra sea una mezcla de estos elementos, el alma asiática aunque escondida detrás de las fotografías surge continuamente. Existe una alta dosis de romance, anhelo de amor y emociones muy profundas reflejadas en el trabajo, que es típico en el alma vietnamita. Cuando empecé a fotografiar, los conceptos surgieron por si mismos, sin obligarme a reflexionar sobre el tema, me surgían de repente leyendo un poema, escuchando una canción, o visitando un museo. Mi amplia gama de aficiones me ha ayudado mucho en el proceso, y tengo la suerte de atrapar las ideas cuando éstas corren hacia mí.

En los primeros 3 años, surgían continuamente ideas de ideas, llegué a realizar prácticamente 100 sesiones de fotos, y colaboré con alrededor de 300 profesionales de la industria del entretenimiento. Actualmente tiendo a trabajar más con estilistas y directores creativos para que el resultado sea más consistente y organizado. Pero, de nuevo, muchas veces siento repentinamente el impulso de crear algo lleno de inmediatez, la inspiración funciona de esa manera: viene y desaparece al instante, y necesito captar ese momento visual de inmediato.

La parte del proceso que más disfruto es la postproducción, donde dejo volar mi imaginación. Yo había trabajado como artista digital antes de aprender a tomar fotografías y esto ha influido definitivamente en mi trabajo. Las fotos que recibo después de cada sesión son sólo materia prima; necesitan ser trabajadas durante muchas horas para convertirse en el producto final. Cada foto me puede llevar hasta 20 horas, las cuales disfruto enormemente; Siento como si estuviera pintando mi mundo interior, sueños y emociones, sobre un lienzo.

Viet Ha Tran

“The Lotus Lake”

M: Actualmente, ¿cómo consideras que se encuentra el mundo de la fotografía respecto a la venta online?

Es sorprendente ver que todas las ventas que he tenido hasta ahora son a través de internet. He participado en numerosas exposiciones cara a cara en ciudades como París, Madrid, Nueva Delhi,… sin embargo no se ha materializado en compra física. Internet permite a coleccionistas de lugares lejanos como Texas, Los Ángeles, Nueva York, Dublín, encontrar y adquirir mi trabajo. No obstante, hay una tendencia en las galerías online de participar en ferias de arte, y organizar muchos eventos VIP para crear una base de datos más sólida de coleccionistas.

Saatchi Art, la galería online líder en el mundo que ha promovido con entusiasmo mis obras en los últimos años, acaba de crear una nueva plataforma, The Other Art Fair, llevando a sus artistas en línea a sus propias ferias en Londres, Sydney, Brooklyn, Nueva York, Melbourne, Bristol, y otra nueva galería en línea representando a ésta – The Artling (con sede en Singapur que representa los mejores talentos de Asia – como Ai Wei Wei o Takashi Murakimi). Otras galerías en línea que me representan – My Web Art (Hong Kong / París) y The Great Banyan Art (Nueva Delhi) también han sido muy proactivos organizando tanto espectáculos peep show, eventos conjuntos con marcas de lujo, o con empresas de diseño de interiores. Recientemente mi otra galería física de París (Galerie Sophie Lanoe) también se convirtió en un espacio en línea… Y la mayoría de las casas de subastas también entraron en el negocio online.

Viet Ha Tran

M: ¿Es diferente el mundo de la fotografía en Europa, América y Asia? ¿Varían los precios y la consideración que se tiene de la misma en el mercado?

V: En este momento pienso que la fotografía está ganando poco a poco un gran reconocimiento en el mercado, hasta ahora la tendencia era comprar figuras, esculturas u objetos de arte más tradicionales. A día de hoy muchos coleccionistas y galerías están adquiriendo también fotografías. Aunque es un nuevo mercado y existe mucha competencia, una vez que el artista es reconocido, vende bien su obra y esto es crucial. Diría que el mercado de fotografía está muy dirigido al público americano.

Desde mi punto de vista, para Europa y Asia ,la fotografía es muy reciente en comparación con Norteamérica, los coleccionistas americanos están muy abiertos a este formato de arte, porque la fotografía empezó realmente allí. La mayoría de mis coleccionistas lo son.

Los fotógrafos más destacados que conocemos son americanos, tal vez esto explica por qué el mercado estadounidense es el más desarrollado para esta disciplina. Alfred Stieglitz, Edward Weston, Man Ray, Henri Cartier-Bresson, Ansel Adams, Cindy Sherman, Diane Arbus, Annie Leibovitz, Richard Avedon, Helmut Newton, Patrick Demarchelier … son algunos de los muchos que existen.

Viviendo en un mundo digital, la fotografía está creciendo y crece el número de galerías que no sólo aceptan fotografía sino que se especializan únicamente en ella. Personalmente asumo que los precios que los coleccionistas americanos están dispuestos a pagar son más altos que en Europa o Asia. Una amiga fotógrafa reconocida por una galería de EE.UU. ha estado vendiendo sus fotografías a 30.000 USD en edición limitada, esto es una cantidad que normalmente los coleccionistas no pagan incluso a los fotógrafos de renombre, como Helmut Newton o Man Ray. Los compradores de arte europeos también están dispuestos a comprar fotografías a un precio elevado, pero suelen toman mucho tiempo en la toma de decisión. Mi experiencia con coleccionistas asiáticos es que son más conservadores e invierten más en lo tradicional como pintura, escultura o antigüedades. Por otro lado, los coleccionistas en general de todos los continentes tienden a apostar por artistas emergentes por un precio razonable, sabiendo que en el futuro el precio podrá aumentar diez veces. Los mejores coleccionistas siempre recomiendan comprar arte contemporáneo del propio tiempo en lugar de adquirir obras de antiguos maestros.

Viet Ha Tran

“Between the two rivers of happiness and sorrow my life flows”

M: ¿Cómo funciona la compraventa de fotografías? Sabemos que funcionan mediante copias numeradas y certificado de autenticidad, pero, ¿cuál es la clave del sistema?

V: Depende del artista. En mi caso saco tiradas de siete fotografías de obras que realmente me fascinan a mi personalmente, y en cada una firmo por detrás y añado un certificado de autenticidad. Un artista puede llegar a vender unas 25 copias en edición limitada. Pero para mí, la copia fotográfica es un objeto de arte, así que cuanto menos mejor. Cuando he vendido más de 3 copias, prefiero parar. Por ejemplo, mi obra “Like an autumn painting” (2014) incluida en muchas colecciones comisariadas por Saatchi Art, ya vendí 3 de las 7 y no quiero vender más por ahora.

Para la primera edición limitada, por lo general es mejor fijar un precio razonable, y luego subir a partir de la 2ª o 3ª edición dependiendo de la obra. A diferencia de muchos fotógrafos que dejan el proceso de impresión a la galería, prefiero supervisarlo por mí misma para asegurarme de que el tipo de papel es de Bellas Artes (normalmente Hahnemuhle de 350grs o Canson Rag Photographique 310grs) según para que fotografía. También hay fotógrafos que trabajan con galerías del tipo Yellow Korner o Lumas que venden cientos de ediciones, “Small Size 1000 ediciones”, “Medium Size 500 ediciones”, “Collector Size 100 ediciones”. Yo no me identifico con este tipo de producción en masa porque creo que aunque el arte debe ser admirado por el público, la posesión artística implica rareza y exclusividad.

Viet Ha Tran

“Llulaby of the longing heart II”

M: ¿Qué cambiarías actualmente del panorama del arte mundial? ¿Qué crees que se está haciendo bien, y qué crees que se está haciendo mal?

V: La belleza, y por otro lado la desventaja del arte es que no hay leyes escritas. Una vez estuve hablando con la galerista Soledad Lorenzo en un evento, ella me dijo que habiendo trabajado en el mundo de las galerías toda su vida todavía le resultaba difícil saber si estaba haciendo mal o bien porque no hay ningún protocolo con respecto a cual es el precio adecuado para una obra de arte. Como empresaria, creo que el precio correcto es lo que el coleccionista esté dispuesto a pagar.

Durante mi estudio de arte en la Academia de Venecia en el verano de 2017, tuve la oportunidad de tomar clases de la mano de los mejores comisarios de arte del mundo, comerciantes de arte, directores de museos, etc., aprendí muchas cosas interesantes y lo que me parece más trascendente es que el mercado manipula los precios a un gran nivel y hay muchos secretos detrás de las galerías con los precios por las obras de los artistas, estos no dependen necesariamente de sus logros o antigüedad en el mundo del arte, sino de cómo se vende la obra, y quién la vende.

Hay una pintora china de 29 años de edad que he estado siguiendo, recientemente vendió una pintura a través de una casa de subastas a un precio de 700.000 dólares, esto fue un hecho muy sorprendente para artistas más prestigiosos que producen obras de mejor calidad. Hablé con algunos prominentes comerciantes artísticos durante la Bienal y dijeron: “Nunca sabemos lo que hay detrás. O tienes un importante mecenas como Damien Hirst que obtuvo el apoyo de Charles Saatchi cuando comenzó su carrera artística, un “padre” que compró su arte a precio desorbitado en subasta y estableció la regla para el mercado, o puede haber muchas otras teorías”

Es un hecho interesante que las galerías sobreviven si venden obras por valor de más de 10.000€ por pieza, y lo hacen bien si venden obras de más de 100.000€ por pieza. Las galerías con ingresos inferiores a un millón de euros al año no duran mucho tiempo y sólo las que acumulan ingresos anuales de más de 10 millones de euros prosperan. Para permanecer en el negocio del arte, tener buenas obras no es suficiente, tener dinero para invertir en arte no es suficiente, necesitas conexiones muy poderosas.

¿Qué sigue? ¡Arte asiático y africano!

marian_fotoMariana de Ceballos-Escalera.

Especialista en pintura moderna, tasadora y perito. Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca.

 

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies