Judith y Holofernes: como un Caravaggio aparece en sociedad con una etiqueta de 100 millones de euros

Marc Labarbe, una casa de subastas francesa con sede en Toulouse, subasta el 27 de junio un Caravaggio encontrado en 2014 en un ático de la misma ciudad, donde permaneció cerca de cien años en el más completo olvido. La subasta se realizará en conjunto con la firma Turquin, y aunque el precio de salida de la obra es de 30 millones, la estimación ronda los 100 millones de euros. Es, en definitiva, una imagen clásica de la historia bíblica de Judith y Holofernes, captando en un perfecto claroscuro roto por el burdeos de las telas que conforman el difuso fondo de la escena, el momento en el que la jovencísima Judith corta la cabeza de Holofernes.

 

CARAVAGGIO, MICHELANGELO MERISI DA. Judith y Holofernes.

 

La obra data de 1607, y fue la propia casa Marc Labarbe quien recibió el aviso de la obra y procedió a su catalogación. Teniendo en cuenta su fecha de realización, y el tiempo que pasó oculta y sin prestarle atención, se encuentra en un increíble buen estado de conservación. Para su atribución, han contado con numerosos expertos en la obra del italiano, y con varios análisis científicos que han aseverado estas afirmaciones. Ha sido expuesta en Milán, Londres, Nueva York y París, y de momento puede verse en Toulouse del 17 al 23 de junio en la propia casa de subastas. La licitación se podrá seguir en directo aquí. Hasta la fecha, no se había subastado ninguna obra de este calibre fuera de París. El subastador rechazó, con el beneplácito de la propiedad de la obra, descendientes de un oficial napoleónico de la Guerra de la Independencia española, la oferta de grandes casas de subastas de fama internacional.

La historia de esta pintura puede seguirse a través de varios documentos conservados, como una carta de Ottavio Gentili al Duque de Mantua del 15 de septiembre de 1607, o una segunda carta del pintor Frans Pourbus al mismo duque unos días más tarde, el 25 de septiembre. Diez años después, en el testamento del pintor y marchante Louis Finson en Amberes, y en 1619, en el inventario de la herencia de Abraham Vinck, el socio de Finson, a su muerte. En la segunda carta, Pourbus escribió al Duque de Mantua desde Nápoles, para quien trabajaba, que había encontrado dos obras de Caravaggio que describe como «bellísimas». Y es que estas obras fueron Il Rosario, que no es otra que la Madonna del Rosario, que se encuentra a día de hoy en Kunsthistorisches Museum de Viena, y una composición de Judith y Holofernes, que a día de hoy se cree que podría ser la obra que ahora nos ocupa. También comenta los precios: por la Madonna pedían 400 ducados, mientras que por Judith y Holofernes 300 ducados, algo lógico al ser ligeramente más pequeño. En respuesta, el Duque de Mantua le explica que él ya pagó 280 ducados por La muerte de la Virgen, en abril de ese año, pieza que a día de hoy se encuentra en el Louvre.

Perdemos de vista esta obra en Amberes en 1619, al menos documentalmente. Varios restos nos dejan pensar que las dos obras se vendieron al taller de Finson y Vinck, que estuvieron en Nápoles al mismo tiempo que Pourbus, cuando las obras estaban en venta allí. Podemos incluso pensar que fue el propio Caravaggio quien les vendió dichas obras, aunque ellos no llegaron a venderlas, dado que las vemos en sus testamentos en 1617 y 1619 respectivamente. Posteriormente, la Madonna fue comprada por un grupo de artistas entre los que se encontraba Rubens y Brueghel con motivo de donarla a los dominicos de Amberes. A finales del siglo XVIII, la obra había llegado a la colección del emperador Joseph II, y permanece en Viena desde entonces. Desde entonces, el destino de Judith y Holofernes es un misterio. Parece que fue vista en Amberes en 1678 y en 1689, así que puede que no dejara Países Bajos durante el siglo XVII. Pero ya estaba en Francia a finales del siglo XVIII, dado el bastidor data de estas fechas.

 

 

Pronto publicaremos más información sobre esta obra.

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X