Los destacados de este mes: breves pero intensos

Y es que en enero las subastas han comenzado con fuerza, pero solo dos de las casas han obtenido reales beneficios con la venta de piezas de llamativo valor. Así ha ocurrido en Ansorena y en Durán, quienes se han alzado en el podio de este mes sin demasiado competidor. Vamos a ver cuáles han sido las mejores piezas de cada una de estas subastas.

Comenzamos con Ansorena, que presentaba subasta los días 22 y 23 de enero, con dos piezas muy especiales: una escultura de Damien Hirst, por 95.000€, y una tabla pequeñita de Alonso Sánchez Coello por 6.000€. Si bien este segundo precio de salida era escaso, se suponía que podría alcanzar un precio mucho más alto, como efectivamente acabó siendo. El Retrato de Dama medía apenas 16 x 11,3 cm, y estaba fechado en 1560 aproximadamente. Fue una obra que recibió numerosas ofertas, tanto previas como en la propia subasta, que terminó zanjándose en 75.000€. Cabe recordar que, además de la mano de Sánchez Coello, se barajaba también el nombre de Sofonisba Anguissola, entre otros artistas. La obra de Damien Hirst, por otra parte, no llegó a buen puerto. Era la segunda vez que salía en subastas españolas (la primera fue en Fernando Durán, en 2015, por 120.000€) y no presentó ningún tipo de oferta.

También hubo otras ventas menores pero con gran éxito, como el lienzo pegado a táblex de Darío de Regotos, Environs de Madrid, que se vendió por los 10.000€ de la salida; o en el siglo XX, el remate de Antoni Tápies, Composición, una técnica mixta y collage sobre cartón, que presentaba certificado (al igual que el Regoyos) y se remató en 23.000€.

 

 

En cuanto a Durán, vemos una escultura en mármol Sivec de Antonio López. Sin duda, era la pieza que tenía mayor interés dentro de esta primera subasta de su cincuenta aniversario. Salía a subasta por 20.000€, estaba fechada en el 2016 y se titulaba Mujer de Almanzora. Esta misma escultura, pero en tamaño grande, se expone en la Ciudad de la Cultura de la Fundación Arte Ibáñez Cosentino en Almería. La puja como tal fue breve: ascendió a 25.000€ por la participación de dos teléfonos, siendo ahora la pieza seriada más cara del artista. Le sigue una segunda venta, que también fue destacada en nuestro artículo, que se trata del gouache sobre papel de Óscar Domínguez, Revólver y lata de sardinas. Se pedían 10.000€, en una obra deseada y que, además, presentaba certificado de autenticidad. Lógicamente subió, hasta los 13.000€ de precio de remate. Por último, destacar la venta mediante live-bidding del bolso Hermès modelo Birkin, por 5.000€.

 

 

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X