Piedad y Terror en Picasso

Piedad y Terror en Picasso

Hoy (4/09/2017) era la última oportunidad para ver la exposición Piedad y terror en Picasso. Camino hacia Guernica en el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid (ver enlace).

 

El pueblo vasco de Guernica fue bombardeado en 1937 por la Legión Condor alemana y la Aviación Legionaria italiana, quienes apoyaban al Bando Nacional sublevado a la II República. Se trató de un ataque directo a la población civil, principalmente a las viviendas para que no se pudiera esconder y posteriormente se les ametrallaba y se lanzaban bombas explosivas e incendiarias; un tipo de ataque que se utilizó posteriormente en la II Guerra Mundial como en Varsovia. Guernica estuvo dos días incendiada. Este hecho que conmovió a todo el planeta, saliendo en numerosos periódicos. Ver enlace con más información sobre Guernica.

En enero de 1937, el Gobierno de la II República encargó un mural a Pablo Picasso para la Exposición Universal de París de 1937, un mural para apoyar a este gobierno frente al Bando Nacional en la Guerra Civil española. Desde 1937 a 1958 viajó por exposiciones de todo el mundo recaudando fondos para la causa republicana. El artista dejó la pintura en custodia en el Museum of Modern Art de Nueva York hasta que finalizara el conflicto bélico español; y con la instauración de la Dictadura franquista se renovó el préstamo hasta que se restablecieran las libertades democráticas en España, regresando en 1981.

 

 

La actual exposición se pregunta:

¿Existe una continuidad entre Guernica y la visión de la humanidad, extraña y con frecuencia angustiada, que Picasso había desplegado a lo largo de la década anterior? ¿Cómo afectó el característico conjunto de preocupaciones del artista, cuya oscuridad por momentos parece llegar a la desesperación, al cuadro definitivo de mujeres y animales en pleno sufrimiento?

La exposición se ha celebrado por el 80 aniversario del bombardeo de la ciudad y del cuadro. Sin embargo, no se ha cambiado el discurso de las salas habituales. La exposición no presenta nada de nuevo, pero recalca la importancia del cuadro. Y es que la importancia del Guernica es que es un símbolo de la constante guerra que existe en el mundo. No ha tenido una vida en 1937 sino muchas vidas.

 

 

 

Marina Criado.

Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca y Máster de Estudios Avanzados de Museos y Gestión del Patrimonio Histórico-artístico por la Universidad Complutense de Madrid.

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X