La financierización del mercado del arte

La financierización del mercado del arte

Financierización. Es ésta una de las grandes tendencias del mercado del arte global destacadas en 2016 por el informe Artprice/AMMA (Art Market Monitor of Artron), que todos los años analiza los metadatos de las transacciones comerciales llevadas a cabo en las salas de subastas del planeta.

A pesar de un contexto económico internacional todavía incierto y una contracción del 23% de las ventas globales en subastas de arte (con un volumen de facturación equivalente a 12.450 millones de dólares vs. 16.095 millones de dólares en 2015) -según Thierry Ehrmann (fundador y presidente de Artprice) y Wan Jie (fundador y presidente de Artron Art Group)- el mercado del arte habría alcanzado una madurez tal que le permitiría afirmarse como un auténtico nicho de inversión, alternativo a los productos financieros y el sector inmobiliario. En palabras de Ehrmann: «A día de hoy, se puede hablar del mercado del arte como un sector de pleno derecho en la economía también en términos de productividad y rendimiento por clase de activos».

Un aspecto fundamental, que haría del sector del arte una opción de inversión especialmente atractiva, sería la posibilidad de tener hoy en día una buena probabilidad de control sobre la gran volatilidad de los precios de las obras de arte, un elemento tradicionalmente considerado como el mayor factor de riesgo en este mercado.

Según un estudio realizado por Artprice, sobre la evolución de los precios de una muestra de 3.900 obras previamente adquiridas en subastas de arte (y cuyo origen está confirmado por las propias casas de subastas), al término de un periodo de retención medio de 11 años, el 55% de la muestra registraría una variación de precio positiva. El valor medio del ROI (retorno de la inversión), al término del período de retención considerado, sería del 88%.

Como estrategia para la reducción del riesgo, Artprice recomienda diversificar las adquisiciones, subrayando la importancia de contar con una colección variada. No se especifican cuáles deberían ser los criterios de diversificación, pero es fácil suponer que, en este sentido, dicha estrategia se podría aplicar a diferentes frentes: tipología y formato de las obras, rango de precios, época, estilo etc.

El informe menciona varios casos concretos de obras de arte que, en 2016, han generado, tras un plazo de retención de diez años, variaciones positivas exitosas. Entre otras piezas podemos recordar aquí el cuadro al óleo sobre lienzo Another Place (1959) de Richard Smith, que en marzo de 2006 fue vendido en Christie’s Londres por 2.700 dólares y que, en noviembre de 2016, fue comprado en Sotheby’s por algo más de 43.000 dólares. A lo largo de una década el valor de la pieza ha determinado una plusvalía espectacular (propiciada en buena medida por la reacción del mercado a la noticia del fallecimiento del artista en abril de 2016). Así mismo, podemos recordar Rhombus-C (1968) del húngaro Victor Vasarely, que en 2004 fue comprado por 14.700 dólares en la sala de Prato de la italiana Farsetti y que en 2016 alcanzó la cifra de 106.000 dólares (7 veces superior al precio de adquisición) en Dorotheum Viena.

El hecho de que, a través de la diversificación de las adquisiciones, se pueda reducir la interferencia de la volatilidad de los precios de las obras no significa que ésta se pueda anular del todo. Un cierto grado de incertidumbre permanece siempre, especialmente en las inversiones a largo plazo. Si bien es cierto que los precios se mantienes relativamente constantes a lo largo de los meses, también es verdad que en pocas décadas (por razones diferentes) las cotizaciones de algunos artistas pueden dispararse, o hundirse, de manera inesperada. A este propósito Artprice menciona casos de variaciones negativas importantes que se han dado en 2016, como por ejemplo la que sufrió el acrílico sobre lienzo Untitled (Jokes)(1989) de Richard Prince, adquirido por 27,8 millones de dólares, en Sotheby’s Nueva York, el 4 de mayo de 1993 y vendido por 4,8 millones de dólares en Christie’s Nueva York el 10 de mayo de 2016, o el cuadro al óleo From the Series of Office Affairs (2008-2009) de Vassily Tsagolov, que en 2009 fue comprado por 54.000 dólares en Phillips Londres y que, el 13 de abril de 2016, se vendió por 1.700 dólares en la misma casa.

Empresas multinacionales; grupos industriales y financieros; grandes bancos, como UBS, Deutsche Bank o JP Morgan entre otras, están cada vez más presentes en el sector del arte. Su presión es cada vez más evidente en todos los niveles, siendo socios activos y poderosos -con una gran influencia en la cotización de los artistas- de grandes museos y acontecimientos artísticos internacionales, como ferias, bienales, premios etc.

La creación de fundaciones y espacios expositivos propios, así como la asociación de la marca de empresas y grupos financieros a diferentes causas artísticas, para reforzar su reputación y su imagen pública, están conllevando una reconfiguración del entero sistema del arte a nivel global. La entrada de estos nuevos sujetos en el mercado implica, inevitablemente, la introducción de nuevas exigencias y nuevas expectativas orientadas por criterios fuertemente racionales, como la consecución de resultados y la eficiencia.

La eficientización extrema que está viviendo hoy en día el mercado del arte es de hecho una de las consecuencias más importantes de su financierización. El sistema del arte, en la actualidad, se está adaptando a los nuevos criterios vigentes en el mercado tratando de garantizar, con cada vez mayor rapidez, situaciones y condiciones favorables a la compraventa; aumentando el número de transacciones a nivel global; nivelando la oferta y la demanda; ofreciendo mayores garantías e incentivos para animar a compradores y vendedores; mejorando los servicios de venta y postventa y -last but not least- potenciando las infraestructuras de e-commerce y subastas online.

nicola-mariani_photoArt Market Bloggers:  

Nicola Mariani (Perugia, Italia, 1972)

Sociólogo y crítico de arte independiente, vive entre Madrid y Malta. Es especialista en Arte Contemporáneo, Sociología del Consumo y Marketing. Autor de artículos y ensayos, ha impartido ponencias y seminarios. Actualmente es Social Media Manager y responsable del blog corporativo de la casa de subastas española Durán Arte y Subastas. Es blogger oficial del Museo Vivanco Cultura de Vino y colabora con la revista de arte y cultura contemporánea Input. Compagina su labor de blogger y crítico con la actividad de comisario freelance de exposiciones de arte contemporáneo.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR