La subasta del Ritz toca a su fin: nuestra crónica

El hotel Ritz de Madrid cerró sus puertas para someterse a una restauración que le traerá como resultado un lavado de cara, con una imagen fresca y diferente. A este cierre vino ligada la intención de realizar una subasta, organizada por Ansorena y Piasa y albergada por la Fundación Carlos de Amberes. Se materializó estos pasados días, 7, 8 y 9 de mayo, en una sala subterránea de dicha Fundación, que obtuvo un absoluto éxito, rebasando el límite de aforo y generando colas en el exterior, repletas de coleccionistas ansiosos por obtener alguna de las interesantes piezas del famoso hotel.

Subasta Ritz

La sesión del día 7 traía consigo el misterio de un comprador, bajo la paleta 158, que nadie fue capaz de reconocer pero que se hizo con un gran número de lotes… a un precio muy superior al que merecían, El ejemplo más claro fue un set de cubiertos de caviar, regalado al hotel Ritz en los años 60 por Imelda Marcos, viuda del dictador de Filipinas, que salía a subastas por 500€. Se zanjó en 17.000€, una absoluta locura de acuerdo a la calidad del set: sin duda, hay quien no repara en gastos cuando realmente le interesa un lote. Aunque realmente, lo más curioso del ya llamado «misterioso pujador 158» es que, a mitad de la sesión, apareció bajo esa paleta una mujer rubia, atractiva y arreglada, que tomó el relevo del misterioso pujador.

Subasta Ritz

Los días 8 y 9 presentaron unas sesiones más medidas, sin tanto revuelo ni precios exorbitados en el remate. De cualquier manera, felicitamos desde aquí a Ansorena y a Piasa por el gran éxito que tuvo la subasta.

Fuente: El País.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X