Arco 2018 – Nuestro resumen

El domingo pasado a las 20.00h, la 37ª edición de ARCO Madrid cerró sus puertas después de cinco días. Con aproximadamente 100.000 visitantes que pasaron el torniquete, de los cuales 30.000 eran profesionales del mercado del arte y más de 300 coleccionistas de todo el mundo que acudieron; ARCO sigue siendo un elemento clave dentro del mercado internacional. Impresionantemente, la feria española supera en asistencia a los principales eventos de arte como Art Basel, Frieze y FIAC. La edición de 2018 parece ser un gran éxito, ya que las primeras estimaciones declaran un aumento del 10 al 20% en las ventas* e incluso se describe como la mejor edición desde el comienzo de la crisis (2008).

ARCO Madrid, IFEMA, 2018. Cortesía de ARCO

Como se describió en un artículo anterior, esta edición de Arco contó con 208 galerías de 29 países diferentes exhibiendo más de 1500 artistas. La feria ocupó los pabellones 7 y 9 del IFEMA lo que supone una superficie de más 30.000 metros cuadrados que fue dividido entre cuatro secciones: Opening, Diálogos, Futuro y el Programa general. Este artículo ofrece una breve reseña de  estas cuatro secciones y concluye examinando la controversia en torno a la obra retirada de Santiago Sierra.

#Opening

La sección Opening presentaba 19 galerías y fue comisariada por Llaria Gianni (Curadora, Crítica y Profesora Asociada) y Stefanie Hessler (Escritora de Arte Visual y Curadora). El concepto consistía en presentar galerías jóvenes (abiertas desde 7 años o menos) que se dedican a un programa contemporáneo innovador. Dos galerías españolas fueron seleccionadas como parte de Opening: Galería Alegría, que exhibe las elegantes esculturas minimalistas de Lars Worm y Espai Tactel de Valencia. 

Lars Worm, Bad Harvest, Galería Alegría. Cortesía de Galería Alegría y ARCO.

Anouk Kruithof, Folly, Cinnnamon Gallery, Rotterdam, País Bajos. Cortesía de Cinnnamon Gallery y ARCO.

Esta sección también permitió a los visitantes descubrir galerías situadas en ciudades lejanas de los tradicionales centros artísticos como: La Habana, Cuba (The Apartment); Santo Domingo, República Dominicana (Sindicato); Dubai (Grey Noise); Bucarest, Rumania (Eastwards Prospectus); Lisboa (Francisco Fino, Madragoa, Pedro Alfacinha); Rio de Janeiro (Cavalo); Bruselas (LMNO); Róterdam (Cinnamon Gallery, Joey Ramone); La Haya, Países Bajos (Dürst Britt & Mayhem); Bolonia (CAR DRDE); Guadalajara, México (Tiro al Blanco); Buenos Aires (ZMUD) y Londres (The Ryder, Copperfield).

#Diálogos

La sección de Diálogos estaba inteligentemente ubicada dentro del pasillo principal que conecta las entradas del pabellón 7 y 9. Por lo tanto, cada espectador tuvo que pasar por esta sección durante su visita y pudo admirar las instalaciones de arte conceptual y mínimo propuestas por las 14 galerías expuestas. La disposición de las casetas, ocupando el pasillo principal y mirando en la misma dirección reforzó el poder del título y el concepto de diálogos. Numerosas conversaciones se llevaban a cabo simultáneamente; entre las culturas, entre tipos de arte, entre artistas, galeristas y visitantes.

ARCO 2018, Sección VIP. @Camila Jourdain

Diálogos fue comisariada por María de Corral (Crítica y curadora independiente), Catalina Lozano (Curadora e investigadora independiente) y Lorena Martínez de Corral (Crítica y curadora independiente) y mostraron las siguientes galerías: Arratia Beer, Barbara Wien, Carlier Gebauer (Berlín); Continua (San Gimigniano, Italia); Dvir (Tel Aviv); Ellen De Bruijne (Amsterdam); Fortes D’Aloia y Gabriel, Luisa Strina (Sao Paulo); Gandy (Bratislava, Eslovaquia); Graça Brandao (Lisboa); Hollybush Gardens (Londres); I8 (Reykjavík); Instituto de Visión (Bogotá) y Team (Nueva York).

#Futuro

La naturaleza utópica de la sección Futuro fue bastante obvia, pero aportó una nueva perspectiva sobre los desafíos críticos de nuestro tiempo. Sosteniendo el extenso título de: El «futuro» no es lo que va a pasar, sino lo que vamos a hacer el objetivo era fomentar el debate y las discusiones sobre problemáticas contemporáneas que tienen repercusiones más allá del mundo del arte. El uso de una llamativa alfombra verde cubriendo toda la sección ayudó a llamar la atención y a distinguir este sector del resto de la feria. Futuro presentó el trabajo de 18 galerías y centros de arte donde cada artista destacó la complicada relación entre acción individual y consecuencias globales.

The Future Section, ARCO ©Camila Jourdain

Eva Fàbregas, The Future Section, ARCO 2018. ©Camila Jourdain

Programa general

Numerosos coleccionistas y profesionales del arte reconocieron que Arco fue muy fuerte este año y que las obras de arte con «calidad de museo» cubrían las paredes. El programa general exhibió 160 galerías donde 62 eran españolas y el 67% de las galerías internacionales eran sudamericanas. Brasil destaca especialmente en esta edición con 15 galerías en exposición. Parece que han sido un buen equilibrio entre la exposición de artistas contemporáneos establecidos como Carlos Cruz Diez, Angela de la Cruz, Richard Serra, Xiomin Badiola, Katharina Gross, etc., y la presencia de artistas emergentes más jóvenes. Pinturas y esculturas fueron dominantes en toda la feria, sin embargo, una gran variedad de instalaciones con técnicas mixtas y piezas de arte de luz se exhibieron.

Cortesía de ARCO.

Además, varias instituciones nacionales y internacionales estaban presentes para enriquecer sus colecciones. Por ejemplo, el Museo Nacional Reina Sofía adquirió 23 obras de arte por un total de 224.480 euros. Se enfocaron en el arte vídeo y la escena joven española al agregar a estos artistas a su extensa colección permanente: Rosa Barba, Patricia Esquivias, David Bestué, María Ruido, Inmaculada Salinas, Algirdas Seskus, Joachim Koester, Ángels Ribé y Engel Leonardo.**

Sensación performativa

Sería imposible continuar este artículo sin mencionar la audaz inclusión de una performance en vivo dentro de la feria. Esta obra de arte presentada en The Ryder cautivó la imaginación de cada visitante y es probablamente la obra que fue más fotografiada. Una persona vestida de blanco (a veces una mujer, a veces un hombre) se tumban sin mover sobre una estructura metálica alta que muestra una luz de neón parpadeante colocada dentro de una caja de plexiglás. El intérprete sienta el parpadeo de la luz y ajusta su respiración al ritmo frenético del neón a punto de apagarse.

Está demostración es el fruto de la colaboración entre la galerista Patricia Lara, fundadora del espacio The Ryder en Londres, y el artista William Mackerell, el primero artista que ella expuso en su galería. El programa de The Ryder se centra en el arte performativo y era muy importante por Patricia de enseñar este tipo de trabajo al publico de Arco. Sí, la pieza titulada Intervención estaba a la venta. El comprador recibe la estructura metálica, las instrucciones sobre cómo activar la obra y la promesa del artista de proporcionarle un suministro permanente de neones a punto de apagarse.

La controversia

Sí, como se ha publicado en varios media, la intención del director de IFEMA, Eduardo López-Puertas, era de evitar polémicas al retirar la obra Presos Políticos en la España Contemporánea de Santiago Sierra, aunque por desgracia se produzco todo el contrario. Esta decisión ha sido fuertemente criticada por plataformas de comunicación en España y del extranjero. Desde la primera hora de apertura de la feria, las publicaciones en las redes sociales condenaban todas este gesto como un acto de censura política. La controversia llegó tambien al congreso donde cada partido ha expresado su punto de vista. También la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, se negó a asistir a la inauguración oficial de la feria en signo de protesta.

Sin embargo, creo que es importante tener en cuenta como esta situación puede beneficiar los principales protagonistas. El magnate de los medios de comunicación Tatxo Benet adquirió la obra antes de la apertura de la feria por 80.000 euros. ¿La misma obra de arte habría creado el mismo revuelo si se hubiera quedado en la pared? ¿Está polémica podría ser una «campaña de marketing» para ayudar el coleccionista a colocar la obra en un museo prestigioso? Hay muchas preguntas que se quedan sin respuestas, pero dos cosas son ciertas: el valor de la obra probablemente se ha duplicado en menos de 24 horas y la reputación internacional de Santiago Sierra nunca ha sido más importante…

Medios de comunicación enfrente de la pared de donde se retiró la obra de Santiago Sierra. @Camila Jourdain

En conclusion

De nuestra experiencia en The Art Market, podemos dar fe de que esta edición de ARCO fue un éxito no solo en términos de ventas, sino también en términos de asistencia, calidad de obras y entusiasmo general por el arte contemporáneo. Incluso después de 37 años de existencia, ARCO sigue siendo un lugar de encuentro donde reúnen los mejores actores del mundo del arte y el publicó más apasionado.

En unos pocos días, si no unas pocas horas, diferente medio de comunicación publicaran su artículo tradicional de «qué se vendió en ARCO» y podremos confirmar si realmente el mercado ha recuperado su fuerza de antes de 2008 y que tendencias se perfilan dentro el mercado español de arte contemporáneo.

http://www.lavanguardia.com/cultura/20180225/441077811616/arco-mejor-edicion-crisis-polemica-presos-politicos.html

**http://www.ifema.es/arcomadrid_01/Prensa/NotasdePrensa/INS_110693

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X