‘Crazy sales’: la colección Rockefeller protagoniza La Venta del Siglo

El 8 de mayo pasado, Christie’s inauguró a ritmo de récord la primavera de ventas en Nueva York. Obras de la colección privada más valiosa del mundo, la de David y Peggy Rockefeller, salían al mercado en una subasta que pasará a la historia bajo el epígrafe de La Venta del Siglo, según ha sido bautizada en el informe anual de Artprice. Entre otras, cinco obras de Claude Monet, tres de Pablo Picasso, otras tantas de Edouard Vuillard y Pierre Bonnard, dos de Paul Gauguin y dos de Henri Matisse.

Water Lilies in Bloom (c.1914-1917), de Monet, alcanzó los 85 millones, y Odalisque couchée aux magnolias (1923), de Matisse, por 81 millones de dólares, pero el punto culminante de la venta fue un cuadro de Pablo Picasso de 1905, Fillette à la corbeille fleurie, vendido por 115 millones, un raro trabajo de transición entre sus periodos azul y rosa y el noveno mejor resultado de una subasta de bellas artes del mercado. La obra fue adquirida por alrededor de un millón de dólares a fines de los años sesenta.

 

Fillette à la corbeille fleurie (Pablo Picasso, 1905).

 

Seis meses más tarde, Christie’s volvía a disparar todos los fuegos artificiales con obras de la colección de Barney Alec Ebsworth, una de las más importantes del siglo XX. El lote estrella era, sin lugar a dudas, Chop Suey (1929), considerada la pintura más importante de Edward Hopper en manos privadas. 91,8 millones de dólares, más del doble del récord anterior del artista (40,5 millones de dólares en 2013 para East Wind Over Weehawken) y el tercer mejor resultado del año. La subasta produjo otros importantes registros: 69 millones por la obra de Willem de Kooning Mujer como paisaje, 14 millones para Buenas tardes, Sra. Lincoln de Arshile Gorky y poco menos de 6 millones por Árbol de mi vida de Joseph Stella. Y, para sorpresa del público, en una colección eminentemente estadounidense destacó un francés, el escultor Gaston Lachaise vendió su Standing Woman por 3,7 millones de dólares. Nunca antes había superado el millón.

 

Ventas

Nude Reclining (Amadeo Modigliani)

 

El mejor resultado de 2018 en una subasta fue de nuevo para Modigliani. Nude Reclining (en el lado izquierdo) sobrepasó los 157 millones de dólares. La obra había sido adquirida por 26,8 millones en 2003 en Christie’s New York y ejemplifica mejor que ninguna otra el ascenso a los cielos del arte del italiano, cuyos primeros cuadros, presentados en París, fueron considerados obscenos. Fallecido prematuramente a los 35 años, su obra siempre regala cifras explosivas. Esta es la segunda vez que Modigliani cruza el umbral de los 100 millones: en noviembre de 2015, en Christie’s, el multimillonario chino Liu Yiqian adquirió otro Desnudo reclinado emblemático por el precio récord de 170 millones de dólares. Una joya absoluta para su deslumbrante museo privado: el Long Museum de Shanghai.

El limitado volumen de un artista muerto a los 35 años seduce desde años a los impostores. El trabajo de Modigliani ha estado en el centro de un gran escándalo: veinte pinturas de un total de cincuenta expuestas en el Palacio Ducal de Génova entre marzo y julio de 2017 han sido declaradas falsas.

Más ventas en Christie’s. El 15 de noviembre, su sede en Londres hacía de David Hockney el artista vivo mejor pagado del mundo al vender Retrato de un artista (Pool with Two Figures), con un precio de salida de 18 millones de dólares, por la suma final de 90,3 millones. La venta enterró en gran parte el récord anterior de un artista vivo, en manos de Jeff Koons, cuyo Balloon Dog (orange), se vendió en 2013 por 58.4 millones. Al día siguiente, se batió un nuevo récord en el umbral de los tres millones de dólares para una de las obras en papel de Hockney (Green pool with diving board and shadow -Paper pool 3) en Christie’s en Nueva York. David Hockney sube así al sexto lugar del ranking mundial de artistas por volumen de negocios anual, con un total de 206,5 millones de dólares frente a los 38 millones de dólares que registra Jeff Koons.

 

Retrato de un artista (Pool with Two Figures), (David Hockney)

 

Hockney no es el único británico que destaca. Jenny Saville es la artista femenina más valiosa del mundo, después de superar por primera vez los 10 millones de dólares el 5 de octubre pasado en Sotheby’s Londres. Propped, se vendió por 12,5 millones de dólares, un precio que tiene mucho que ver con la escasez ya que solo 41 de sus pinturas han sido subastadas en 20 años. Otra figura femenina importante, la británica Cecily Brown, logró un récord de 6,7 millones para Suddenly Last Summer (Sotheby’s Nueva York, 16 de mayo de 2018), multiplicando su valor por seis desde que Gagosian la vendiera en 2010.

 

 

Girl with balloon (Bansky, 2006)

 

El 5 de octubre, el artista anónimo más famoso del mundo, Bansky, dio un golpe maestro cuando su obra Girl With Balloon (2006), subastada por 1,4 millones de dólares, se autodestruyó en vivo y en directo frente al público y las cámaras en Sotheby’s Londres. Un espectáculo inteligente, muy inteligente. El artista había construido cuidadosamente una trituradora en el marco de la obra que activó remotamente. Girl With Balloon se convirtió así en un icono, al ganar en valor, un valor adicional pero innegable.

Arte hecho por máquinas, esa extravagancia

El 26 de octubre Christie’s New York vendió el primer trabajo completamente diseñado por un programa de inteligencia artificial (AI). Edmon de Belamy, el primer trabajo del colectivo Obvious, formado por tres jóvenes franceses (un ingeniero, un empresario y un artista) amigos desde la infancia, reventó todos las previsiones al detenerse en los 432.500 dólares, 45 veces su estimación más alta, entre los 7.000 y los 10.000 dólares.

 

Abstraktes Bild (Gerhard Richter, 1986)

 

Grandes decepciones …

Más allá de los registros, cada año también trae un cierto número de decepciones. Entre las obras contemporáneas importantes que no se vendieron figuran una escultura icónica de Jeff Koons, Cracked Egg (Blue), por la cual Christie’s esperaba obtener entre 13 y 19 millones de dólares, y una pintura de Gerhard Richter, Abstractes Bild, por la que se esperaban entre 15 y 23 millones de dólares.

 

 

Art Market Bloggers:  

Marta Molina

Marta Molina es periodista especializada en Economía y una apasionada amante del arte.

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X