Rafael Canogar

Rafael Cano García (Toledo, 1935) es uno de los artistas más representativos del arte español de la segunda mitad del siglo XX. Vivió durante gran parte de su infancia en San Sebastián, hasta su traslado a Madrid en 1944 junto a su familia. Es en 1948 cuando comienza su formación junto a Daniel Vázquez Díaz en su taller, y se forma complementariamente en el Círculo de Bellas Artes. Durante este momento pinta paisajes y retratos y estudia la obra de Braque, Picasso y Miró. En sus primeras obras encontró la manera de alcanzar las vanguardias y, muy pronto, estudiar profundamente la abstracción.

Comenzó arañando o exprimiendo la pasta pictórica, haciéndola vibrar sobre fondos de colores planos, mediante un estilo pictórico muy matérico. En 1957 funda con Luis Feito, Juana Francés, Manuel Millares, Antonio Saura, Antonio Suárez, los escultores Pablo Serrano y Martín Chirino y los críticos Manuel Conde y José Ayllón y poco después se sumaron los pintores Manuel Rivera y Manuel Viola; el grupo El Paso. Hasta 1960 ejercieron una defensa de la estética informal y la apertura a la escena internacional, que en aquellos años marcados por el franquismo se hacía cuesta arriba. Este informalismo fue la expresión de la libertad, de lo irrepetible y único, como obras muy pasionales que se generaban impulsadas por la urgencia innata. No se podía mantener indefinidamente en este posicionamiento, dado que no lo consideraba suficiente como para expresar la tensión real, política y social.

Veremos una constante a lo largo de su obra: el gesto, la materia y el color. Su obra es inclasificable dentro de un estilo determinado, aunque mantendrá estos rasgos en cualquier momento de su trayectoria. Tres elementos que se presentarán alternativamente dentro de una estética informal, figurativa o abstracta. Dentro de esta etapa compone una serie de obras de gran fuerza expresiva, muy gestuales y con tonalidades ocres, grises, blancos y negros.

En los sesenta comienza también la serie Personajes, buscando en cierto modo la crítica social. Después, en 1964, abandona el informalismo y se vuelca en la figuración. Basa sus nuevas obras en crónicas narrativas de los medios de comunicación, evocando las escenas urbanas como denuncia.

Posteriormente, entre 1967 y 1975, estas escenas urbanas adquieren una tercera dimensión y los colores se reducen a la gama de grises y negros. Se trata de «los relieves», construcciones monocromas a medio camino entre la pintura y la escultura, realizadas a partir de vaciados en materiales como la madera, fibra de vidrio y poliéster. En ellas representa detenciones, prisioneros, multitudes, etc..

Canogar, fiel a una inquietud constante, vuelve a la abstracción, que se identifica ahora con una reflexión sobre soportes y materiales. Expone su nueva obra en la galería de Juana Mordó de Madrid, con texto de Daniel Giralt-Miracle titulado “Rafael Canogar, entre la variación y la evolución”, donde se afirma que el arte sigue vivo. La noria de los estilos sigue dando vueltas y signos de actividad. Para unos será novedosa, original, inédita; para otros repetitiva, reincidente, pura reiteración. La muestra se exhibirá posteriormente en la galería Christel, en sus sedes de Estocolmo y Helsinki. Viaja y expone individualmente en la galería Nordenhake, de Malmö y Nordenhake Rykken, de Oslo, así como en la Benet Malgram, de Gotemburgo. La galería Estiarte, de Madrid organiza la exposición Rafael Canogar.

En 1975 el Banco de Granada inaugura, en la ciudad de Granada, una exposición homenaje a El Paso, con ocasión del XX aniversario de la fundación del grupo. Canogar participa en la misma y, junto a otros compañeros del grupo, también en la mesa redonda organizada con este motivo. Viaja y expone en la galería Nouvelles Images, de La Haya y en la galería Punto, de Valencia. Viaja a Venezuela para participar en el Primer Encuentro Iberoamericano de Críticos de Arte y Artistas Plásticos. Es incluido asimismo en la exposición que, con este motivo, organiza el Museo de Bellas Artes de Caracas. En 1979 Expone individualmente en la galería Sandiego, de Bogotá y en la galería Esse Arte, de Roma, y en España, en una colectiva celebrada en la galería Imagen Múltiple, de Sevilla. En 1982 recibe el Premio Nacional de Artes Plásticas. Hay obras suyas en varios museos de arte moderno: Cuenca, Madrid, Barcelona, Turín, Roma, Caracas y Pittsburg …

Entre los cargos que ha desempeñado destacan Miembro de la Junta Directiva del Círculo de Bellas Artes de Madrid entre 1983 y 1986. Miembro del Consejo Asesor de la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio de Cultura en los periodos 1981-1982 y 1983-1984. Vocal en el Consejo de Administración del Patrimonio Nacional entre 1984-1987. Forma parte de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en la que ingresó en 1998. En 2017 Participa en la Feria internacional de Arte Contemporáneo ARCO Madrid con la Galería Álvaro Alcázar.

COMPRAR CANOGAR

De gran prestigio internacional, sus obras se pueden contemplar en diferentes museos, galerías y colecciones de arte:

GALERIA BAT

https://www.galeriabat.com/es/artista/38/rafael-canogar/#493

ARTE ORELLANA

https://arte-orellana.es/listado-obras/Rafael-Canogar-56

TALLER DEL PRADO

http://www.tallerdelprado.com/tienda/obras_autor.asp?ID=32

ALOMAR EDICIONES

http://alomarediciones.es/portfolio-item/grabados-de-rafael-canogar/

No hay comentarios.

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X