«En Colombia el arte se mueve todos los meses».Entrevista a Juan Pablo Plata. Escritor y marchante de arte

Publicamos hoy una entrevista con Juan Pablo Plata, escritor y marchante de arte colombiano, que servirá para que profundicemos en el mercado del arte en Colombia, sus artistas, sus players, y por supuesto, sus subastas de arte que se han reactivado en los últimos dos años. Supimos de Plata a través de la lectura de un artículo suyo en El Espectador (leer aquí) y decidimos contactar con él dada nuestro interés en el arte, los artistas y las casas de subastas de Colombia. El resultado de la entrevista lo tenéis a unas líneas.

Escritor y marchante de arte colombiano

1) En España las subastas de arte (al menos las reconocibles) comenzaron hace 50 años. Durán Subastas es nuestra decana y celebró en 2019 su aniversario. Podrías describirnos la situación histórica de Colombia.

Colombia tuvo un estancamiento en subasta privadas de arte y antigüedades. Las subastas las hicieron el Estado y los clubes sociales por los pasados sesenta años y las subasta abiertas y privadas eran escasas debido a la falta de un mercado consolidado y la inseguridad y violencia en que vivió Colombia todo el siglo XX y parte del XXI en que estamos, antes del acuerdo de paz con las FARC y con las AUC. A quien quiera profundizar sobre el la historia del mercado colombiano en décadas del 80 y 90 lo invito a leer a Halim Badawi en revista Arcadia y mi texto Las subastas de arte y antigüedades en Colombia y mi relación con ese mundillo en el diario El Espectador.

2) En los últimos años parece que el mercado de subastas se ha asentado con subastas regulares ¿qué ha favorecido esta regularidad?

La regularidad obedece a la seguridad para invertir en un país que se ha ido pacificando paulatinamente y a lo ya referido con la consolidación de un mercado interno con enlaces con el exterior. Colombia ha diversificando su economía en campos inéditos como el arte, las subastas y los intangibles culturales como la música y el cine. Colombia, mi país, por fin está siendo percibido en su real dimensión y potencial más allá de los estereotipos. En 2020 somos una de las economías que más crece en nuestro hemisferio. Por esta razones es que, por ejemplo, ABLAC (Art Buro of Latinoamerican Certifications) tiene una tienda de arte en el Centro Comercial Usaquén Plaza en Usaquén, Bogotá, y hará su segunda subasta en abril de 2020, al igual que las otras casas de subasta que llegaron al país: Bogotá Auctions y Lefebre. Ambas ya tienen un calendario listo para proveedores y compradores. En Colombia el arte se mueve todos los meses, a pesar de que muchos ponen su énfasis en el mes de septiembre y octubre cuando ha ocurrido ARTBO en sus pasadas ediciones. Otra razón es que hay un público informado, culto, pues, que sabe que una de las mejores inversiones, más allá de lo decorativo, que alguien puede hacer, están oro, antigüedades y arte. Lo dicen los expertos del mercado del arte, economistas, medios y las evidencias de quienes ya han invertido y ganado. Hay un mercado consolidado que produce réditos como nunca antes.

3) El arte colombiano es conocido a través de la figura de Fernando Botero, pero hay más nombres. ¿Podrías citarnos los más relevantes, su estilo y el por qué de su importancia? ¿Cuál es la singularidad del arte colombiano?

María de la Paz Jaramillo, Ana Mercedes Hoyos Enrique Grau, Eduardo Ramírez Villamizar, Alejandro Obregón y Omar Rayo.Con algunas excepciones como el Grupo Bachué (Luis Alberto Acuña, Pedro Nel Gómez, Ignacio Gómez Jaramillo, Rómulo Rozo, Gonzalo Ariza y Carlos Correa, etc.) y la Escuela de la Sabana (Influenciados por Giovanni Ferroni. Eduardo Gómez Campuzano, Jesús María Zamora, entre otros), Colombia no ha tenido muchos movimientos artísticos, sino colectivos que se aúna de manera generacional, por su fecha de nacimiento y menos por sus temas o digamos por ser un movimiento como el Dadá. En Bachué y en la Escuela dicha se ve que primaban los temas colombianos y americanistas hasta cierto punto. Esos nombres que refieres-Hoyos, Grau, Obregón- se canonizaron por el influjo de personas como Marta Traba, Enrique Serrano, Miguel González, Álvaro Barrios y Alberto Sierra, sin descontar que son artistas que han trascendido las fronteras de Colombia para estar en museos, subastas y colecciones clave. Por otra parte, el público especializado y de a pie sabe reconocer la belleza y los verdaderos valores plásticos. Esto también ha creado esta suerte de canon nacional con gran resonancia por fuera.

En la actualidad el arte colombiano tiene ya más nombres en auge como Oscar Murillo, Miguel Ángel Rojas, Clemencia Echeverri, Beatriz González, David Manzur, Galas Porras-Kim, Mott, Nicole Hortua, Chuleta Prieto, Andru (Andrés Suárez) y Angie Vega, En fotografía repite Nicole Hortua, Andrés Millán, Oscar Muñoz , Carlos Duque y Ruven Afanador. Me quedo corto, porque estamos en un momento de auge con un país más pacífico.

4) Además de las subastas un mercado sano tiene buenas galerías donde exponer nuevos valores, y ferias. Parece que ArtBo es un escaparate perfecto pero, ¿hay un ecosistema de galerías que apueste por nombres nuevos y locales?

El barrio San Felipe en Bogotá está plagado de una movida artísticas con muchas galerías y centros culturales. Con todo, referiría en Bogotá a ABLAC, Galería El Museo, Street Lynx, Casas Riegner, Baobab, Beta, Arkhé, Espacio KB, Galería Chishko, Flora ars+natura. En Medellín para emergentes recomiendo Lokkus y la galería Colombian Art en El Poblado.

Es tal la fuerza del mercado actual y el interés de locales y extranjeros por el arte Colombiano y latinoamericano que la empresa Bogoart hace un tour por galerías, talleres y museos con mucha acogida en la capital de Colombia. Sin descontar los tours, que hacen otros, por la movida del esténcil y el graffiti de gran desarrollo en Bogotá. Hay y ha habido más ferias como Barcú, Odeón, La Otra, La Feria del Millón.

5) A nivel global se dice que los coleccionistas mueren y que los millennials tienen otra concepción sobre comprar (o experimentar el arte). ¿Crees que en Colombia las nuevas generaciones comprar arte? ¿Hay diferencias en cómo lo hacen frente a un coleccionista clásico?

Mi experiencia me dice que siempre habrá coleccionistas de arte y antigüedades. Los millennials han sido mal juzgados en muchos ámbitos y lo que puedo decir es que entre ellos se da un consumo más por medios digitales, pero que los hombres y las mujeres quieran decorar o invertir con obras de arte es un asunto que no va a desaparecer en el hemisferio occidental. Occidente tiene unos valores inmanentes como la belleza, la justicia y la democracia, entre ortos, que pese a lo agoreros siguen su camino a la perpetuidad.

6) Los mercados más potentes son Estados Unidos-Uk y China. ¿Crees que podría haber una mayor cooperación para que España y Latinoamérica consiguieran ser una alternativa?

En un mundo supuesto como globalizado faltan más redes para que los mercados se equilibren. La cooperación entre países, entre privados y ferias podría solventar esto. Pero es una cuestión de tener muchas voluntades en la misma página. Cosa que no se logra en todas la ocasiones. Podría haber más cooperación.

No Comments

Post A Comment

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X