Isbilya, el catálogo más religioso

Isbilya, el catálogo más religioso

La casa Isbilya, siempre íntimamente relacionada con el arte religioso, presenta una subasta para los días 25 y 26 de abril, en los cuales encontraremos el mejor arte religioso del momento.

En cuanto a su primera sesión, encontramos como obra clave un Tomás Yepes (Valencia, h. 1600 – 1674) titulado Flores sobre un pedestal en un paisaje, ángeles revoloteando y dos fuentes a los pies, una con peras y otra con cerezas (100 x 75 cm), firmado como «T. HIEPES. F.». Es un óleo sobre lienzo, del más renombrado pintor de bodegones de la zona levantina del Siglo de Oro. Sus influencias radicaron principalmente en los pintores del género de la primera mitad del siglo XVII, sobre todo dentro de los naturalistas: «donde se priman las composiciones muy simétricas, el dibujo de los objetos muy definido, una iluminación de raíz tenebrista y la construcción de cada uno de sus objetos o seres con minuciosidad y a base de capas de veladuras que se superponen una sobre otra». Destaca el obvio conocimiento de las obras de Juan Sánchez Cotán, Osías Beert y Clara Peeters. Este bodegón en concreto tiene unas excelentes condiciones de conservación y presenta una clara preocupación por el detalle: el relieve del jarrón nos narra la historia de Abel y Caín, lo que se relaciona con las frutas que encontramos en el bodegón (flores, peras y cerezas). La obra procede del Duque de Mancera y su familia, antiguo virrey mexicano. Saldrá a subasta por nada más y nada menos que 170.000€ (ver).

Siguiendo con el ámbito pictórico, muy amplio en estas sesiones, vemos la obra de Nicolás Falcó (Valencia 1493 – 1530), una Adoración de los magos. Deambuló desde su estilo gótico primigenio hacia el Renacimiento que despuntaba en Levante en aquella época, de manos de Paolo de San Leocadio. En 1499 aparece ya como pintor de retablos y maestro de taller según la documentación, si bien ya aparece registrado con trabajos pequeños en 1493. Tuvo encargos en diversos conventos y monasterios valencianos, sobre todo dedicándose a labores de ejecución y pintura de retablos y puertas. También es cierto que muchas otras obras que se consideraban de San Leocadio se han reatribuido recientemente a Nicolás Falcó, tras profundas investigaciones que también le han adjudicado las obras de maestros anónimos como el citado Maestro de Martínez Vallejo, el Maestro de San Lázaro y el de la Puridad, siendo además el Maestro de Martínez la primera etapa y el de San Lázaro la última. En definitiva, esta obra saldrá a subasta por 50.000€ (ver).

Isbilya

Flores sobre un pedestal en un paisaje, ángeles revoloteando y dos fuentes a los pies, una con peras y otra con cerezas, Tomás Yepes

De Manuel Rodríguez de Guzmán (1818 Sevilla – 1867 Madrid) tenemos Romería (óleo sobre lienzo, 155 x 225 cm), una escena popular basada en las ferias y fiestas andaluzas, formando parte de las obras costumbristas. Las más populares eran aquellas que se celebraban en Mairena, Santiponce y Sevilla a nivel de representaciones, algo muy usual dado que también permitía a los artistas representar diferentes estamentos de la sociedad, algo que también hace Rodríguez de Guzmán en esta obra, centrándose además en aquellos personajes y escenas más agradables e interesantes, siempre aprovechando los lienzos de gran formato para poder representar toda la escena de la manera menos caótica posible. Saldrá a subasta por 44.000€ (ver).

Continuando con esta dinámica contamos con la presencia de Manuel Barrón y Carrillo (1814 Sevilla – 1884), la Vista de Sevilla desde el muelle de las Delicias y la Vista desde Sevilla de San Juan de Azanalfarache (140 x 80 cm por unidad, óleo sobre lienzo), firmados y fechados en Sevilla en 1850. Fue el paisajista por excelencia dentro de los pintores románticos de la ciudad de Sevilla, llegando a dirigir su Escuela de Bellas Artes, y siendo amigo cercano de Genaro Pérez Villaamil. Su manera de integrar el género paisajístico es mediante la representación de escenas de tipo costumbrista, probablemente tomada, de hecho, del propio Pérez Villaamil. Salen a subasta por 36.000€ (ver).

Isbilya

Vista de Sevilla desde el muelle de las Delicias, Manuel Barrón y Castillo

De un seguidor de Guercino encontramos esta Magdalena Penitente (265 x 166 cm), un óleo sobre lienzo que probablemente proceda o bien del taller del renombrado artista italiano, o bien de algún seguidor de su pintura, valorándose nombres concretos como el de Ercole Gennari, quien fue su cuñado. Es una reproducción de un tema recurrente en su producción, del cual conocemos ejemplos como el de la colección de Nueva York, particular. El precio de salida de una obra como esta, que refleja en determinados puntos una obvia pertenencia a un taller, careciendo de la firmeza típica de la mano de Guercino, sale a subasta por 30.000€ (ver).

Continuado con la dinámica pictórica, encontramos a Francisco Antolínez y Sarabia (Sevilla 1644 – Madrid 1700), con Jacob y Raquel en el pozo y El regreso de Jacob a Canaán (óleo sobre lienzo, 110 x 180 cm). Fue un gran erudito que entre otros muchos campos destacó en el de la pintura, teniendo por costumbre no firmar sus obras. Respecto a esto tenemos una única excepción, La adoración de los pastores de la catedral sevillana, de 1678, la cual ha sido la base para la atribución del resto de sus trabajos. Realizaba las representaciones del Antiguo y Nuevo Testamento como escenas características de género, como es este caso. Sale a subasta por 30.000€ (ver). Y terminando ya con la parte pictórica de este primer día de licitación de Isbilya, vemos a Gonzalo Bilbao Martínez (1860 Sevilla – 1938 Madrid) la referencia en terreno contemporáneo, con Desnudo (141 x 78 cm), un óleo sobre lienzo firmado G. Bilbao. Sale a subasta por 20.000€ (ver).

Isbilya

Magdalena Penitente, seguidor de Guercino

Abandonando ya el ámbito de la pintura nos internamos en, sobre todo, terreno escultórico. Comenzamos por un lote conformado por doce esculturas realizadas en mármol pórfido y mármol sarrancolin (50 x 42 cm), inspirados en los retratos de la época de los Flavios (siglo I), de la primera mitad del siglo XX. Se los representa con coraza y capa militar, y atendiendo a la fisonomía de los retratos, podemos decidir que se trata de versiones de estilo barroco de: Publio Elio Adriano (117 – 138), Tito Flavio Domiciano (81 – 96), Cayo Octavio Turino «Augusto» (27 a.C. – 14 d.C.), Servio Sulpicio Galba (68 – 69), Tiberio Claudio Nerón (14 – 37), Marco Aurelio Antonino Augusto (161 – 180), Lucio Septimio Severo (193 – 211), Tito Flavio Sabino Vespasiano (79 – 81), Publio Helvio Pertinax (192 – 193), Tito Flavio Vespasiano (69 – 79), Lucio Aurelio Cómodo Antonino (177 – 192) y Lucio Septimio Basiano «Caracalla» (211 – 217). Era habitual encontrar este tipo de retratos entre los aristócratas italianos, que los coleccionaban. A subasta saldrán por 150.000€ (ver). Destaca también el Ecce Homo (40 x 41 x 15 cm) de Francisco y Miguel Jerónimo García (activos entre 1580 – 1634), estando muy relacionado con los relieves de terracota del Hospital de Mujeres de Cádiz y la figura de medio cuerpo de la Cartuja de Granada. Está realizado en madera tallada y policromada, y saldrá a subasta por 20.000€ (ver).

Por último, tenemos un retablo churrigueresco en madera tallada, sin policromar ni dorar (600 x 450 cm). Está realizado en tres cuerpos con predela o banco, con un cuerpo central donde se encuentran hornacinas que cobijarían tallas, un ático y cinco calles separadas en las entrecalles por cuatro columnas con los fustes decorados por cabezas aladas de querubines. Está cubierto por detalles decorativos entre los cuales vemos: remates con rocaille de origen rococó francés y modillones que flanquean la hornacina del ático. Se podría encontrar cierta relación con las obras del arquitecto Cayetano de Acosta (Lisboa 1709 – Sevilla 1778). Saldrá a subasta por 24.000€ (ver).

Isbilya

Retablo churrigueresco

Abarcando ya la segunda sesión de la subasta que tenemos entre manos, podemos observar que la preeminencia de la pintura en este caso queda supeditada a la escultura, comenzando con un plato fuerte de manos del taller de Pedro Duque Cornejo, que a mediados del siglo XVIII era el principal imaginero de la escuela sevillana. Es una Inmaculada (145 x 45 x 45 cm). En su estilo encontramos la fusión de las tendencias tradicionales de la talla barroca andaluza, con ciertos puntos más cercanos al rococó. Tiene un característico y ligero movimiento de paños, que se adjunta a la precisión de su ejecución. Saldrá a subasta por 18.000€ (ver).

Continuando con la tradición imaginera vemos una escultura de Escuela Española, del siglo XVIII, en la que se advierte la influencia de los modelos académicos en el rostro del arcángel. Es, efectivamente, una talla del Arcángel San Rafael (80 x 32 x 28 cm) en madera tallada, policromada y estofada. Saldrá a subasta por 5.500€ (ver). Por otro lado, de Escuela Castellana del siglo XVI encontramos una Piedad (53 x 30 x 36 cm) en madera tallada y policromada, donde encontramos una simbiosis entre los elementos tardogóticos y renacentistas, inspirados además en la Piedad vaticana de Miguel Ángel. Saldrá por 4.400€ (ver).

Saltando ahora desde la temática de tallas religiosas hasta la inspiración en modelos griegos, vemos que desde el siglo XIX llega una escultura de Terpsícore, musa de la danza y la poesía ligera (138 x 48 x 31,5 cm), una de las nueve hijas de Zeus y Mnemósine, representada a modo de Venus clásica. Se aprecia la ruptura de la frontalidad, en el brazo derecho alzado y en el giro de la cabeza. Su precio de salida serán 7.000€ (ver).

Isbilya

Terpsícore, musa de la danza y la poesía ligera

A nivel pictórico hayamos a Francisco Cortijo (1936 Sevilla – 1996), con Mujer con cuenco vacío (82 x 104 cm), óleo sobre tabla firmado y fechado en 1964. Saldrá por 5.500€ (ver). Le acompaña Aureliano de Beruete (1845 Madrid – 1912), con Vista de los Alpes Suizos (óleo sobre táblex, 22 x 29,5 cm), con certificado de Enrique Arias Anglés, comparando la obra con Grundelwald, el Silberhorn, de 1907. Su precio de salida es de 3.400€ (ver). Por último, encontramos a Manuel Ramos Artal (figura su firma), con La boca del asno (82 x 120 cm), un óleo sobre lienzo que saldrá a subasta por 2.200€ (ver).

En cuanto a joyería, observamos unos pendientes largos en oro blanco de 18 K, rematados en aguamarinas en talla pera y orla de brillantes, con un peso de 4,98 cts y 3,12 cts, de aguamarina y brillantes respectivamente, en total 10,35 gr. Su precio de salida es de 4.600€ (ver). En últimos casos, en cuestiones decorativas, vemos un reloj de pared estilo Luis XV en bronce dorado coronado por amorcillos, del siglo XIX, con numeración sobre porcelana blanca (75,5 x 10,5 x 48 cm), que sale a subasta por 3.000€ (ver); y unos candelabros franceses estilo Luis XV en bronce dorado con siete luces del siglo XIX (86 x 34 x 29 cm), que sale por otros 3.000€ (ver).

Isbilya, el catálogo más religioso

 

 

Mariana de Ceballos-Escalera

Directora de contenidos en The Art Market.
Especialista en pintura moderna, tasadora y perito. Graduada en Historia del Arte por la Universidad de Salamanca.

1Comment

Escribir un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
X